Contratos comerciales

En las organizaciones de negocios los contratos comerciales son una de las transacciones legales más comunes en las que estará involucrado cuando de relaciones de intercambio se trate. Sin importar de qué tipo de negocio se maneje, el conocer y entender los pormenores de la ley de contratos es una fundamental para estructurar acuerdos comerciales sólidos, que serán legalmente exigibles en caso de que surja una disputa.

Lo siguiente es una discusión de la ley de contratos

"Contrato" Definición

Un contrato es un acuerdo legalmente ejecutable entre dos o más partes, que genera la obligación de hacer o no hacer cosas particulares. El término "parte" puede significar una persona natural, una persona jurídica (empresa), o una corporación, sea ésta, con o sin ánimo de lucro.

A continuación, se presentan aspectos relacionados sobre la creación de un contrato.

En su nivel más básico, un contrato es:

Un acuerdo entre dos partes
legalmente ejecutable.

Leyes que rigen los contratos.

Los contratos generalmente se rigen y se hacen cumplir por las leyes del estado donde se realizó el acuerdo. Dependiendo de la materia objeto del contrato (es decir, la venta de bienes, el arrendamiento de propiedades, el traspaso de un auto), un contrato se puede regir por uno de los dos tipos de leyes estatales:

La ley común: La mayoría de los contratos (es decir, contratos de empleo, arrendamientos, acuerdos comerciales generales), están controlados por la ley común del estado, un conjunto de leyes basadas en la tradición pero en constante evolución que son en su mayoría diseñadas por jueces, desde que estructuran decisiones judiciales a lo largo de los años.

El Código de Comercio Uniforme (UCC): El derecho consuetudinario no controla los contratos que son principalmente para la venta de bienes. Los contratos para la venta de bienes están controlados por el Código de Comercio Uniforme (UCC), una colección estandarizada de pautas que rigen la ley de transacciones comerciales. La mayoría de los estados han adoptado la UCC total o parcialmente, haciendo que las disposiciones de la UCC formen parte de las leyes codificadas del estado relacionadas con la venta de bienes.

Creación de un contrato

A los ojos de la ley, un contrato surge cuando hay una oferta de un bien o servicio, la aceptación de esa oferta y una "consideración" son suficientes para que el contrato sea válido:

Una oferta permite a la persona o empresa a la que se hace la oferta esperar razonablemente que la parte que la ofrece esté sujeta a aceptar la propuesta en los términos esteblecidos. Los términos de una oferta deben ser definidos y ciertos.
Una aceptación es una expresión clara del acuerdo de la parte aceptante con los términos de la oferta.

Consideración es un término legal dado al intercambio negociado entre las partes del contrato, algo de algún valor que pasa de una parte a otra. Cada parte del contrato obtendrá algún beneficio del acuerdo e incurrirá en alguna obligación a cambio de ese beneficio.

Tipos de Contratos

La ley reconoce los contratos que surgen de diferentes maneras:

Un contrato bilateral es el tipo de acuerdo que la mayoría de la gente considera como un contrato tradicional, un intercambio mutuo de promesas entre las partes. En un contrato bilateral, se puede considerar que cada parte hace una promesa y es el beneficiario de una promesa.

Un contrato unilateral es aquel en el que la oferta solicita el rendimiento, en lugar de una promesa de la persona que acepta la oferta. Un contrato unilateral se forma cuando el acto solicitado está completo. Un ejemplo clásico de un contrato unilateral es un anuncio de "recompensa", que ofrece el pago de dinero a cambio de información o la devolución de algo de valor.

Un contrato expreso está formado por lenguaje explícito escrito o hablado, que expresa el acuerdo y sus términos.

Un contrato implícito está formado por el comportamiento de las partes que muestra claramente la intención de participar en un acuerdo comercial, incluso si no hubo una oferta o aceptación obvia expresada claramente de manera oral o por escrito.

Finalización del contrato: "incumplimiento"

Cuando surgen disputas sobre los contratos, una parte puede acusar a otra de no cumplir con los términos del acuerdo. En virtud de la ley, el incumplimiento por parte de una de las partes o la finalización de la negociación en virtud de un contrato, se conoce como "incumplimiento" del contrato. Cuando ocurre un incumplimiento de contrato (o cuando se alega un incumplimiento), una o ambas partes pueden desear que el contrato se "cumpla" en sus términos, o pueden intentar recuperarse por cualquier daño financiero causado por el supuesto incumplimiento.

Cumplimiento de contratos bajo la ley

Si surge una disputa sobre un contrato y fallan los intentos informales de resolución, el método más común usado para resolver disputas de contratos y hacerlos cumplir, es a través de del sistema judicial, presentando una demanda. Si la cantidad de dinero en el litigio está por debajo de cierta cifra (generalmente de $ 3,000 a $ 7,500 dólares según el estado), las partes pueden usar el tribunal de "reclamos menores" para resolver el problema.

Los tribunales y los juicios formales no son la única opción para las personas y las empresas involucradas en disputas contractuales. Las partes pueden acordar que un mediador revise una disputa contractual, o puede acordar un arbitraje vinculante de una disputa contractual.

Tiene preguntas sobre la ley de contratos? Póngase en contacto con un abogado

Los dueños de negocios celebran contratos muy a menudo, a veces verbalmente. Pero si tiene un contrato particularmente importante o necesita ayuda para redactar un contrato que se usará más de una vez, puede ser una buena idea consultar con un abogado, antes de firmar en la línea de puntos. Comience hoy mismo contactando a un abogado con experiencia en derecho contractual.