Accidentes de embarcación

Las embarcaciones representan un importante medio de transporte, muchas veces utilizado de forma permanente por las personas que van diariamente a sus labores de trabajo, para cruzar un lago o una bahía, evitando por este medio de transporte los trancones producidos por otros medios de transporte como las vías ferroviarias o las rutas carreteables.

Solo en 2014, los transbordadores transportaron 103 millones de pasajeros, según la Oficina de Transporte y Estadísticas de los Estados Unidos. Pero ¿qué sucede si su viaje en ferry se convierte en el escenario de un accidente que resulta en una lesión o, peor aún, en una muerte por negligencia? Gran parte de esto dependerá de cómo ocurrió la lesión. ¿Fue por culpa de un miembro de la tripulación o debido a una condición peligrosa que el operador del barco sabía o debería haber conocido de ante mano?


A continuación, encontrará información clave sobre las causas comunes de los accidentes de ferry, a quién puede demandar, cómo establecer la responsabilidad y dónde acudir si está buscando una representación legal.

Causas comunes de accidentes de ferry

Hay muchas razones por las que ocurren estos accidentes. Parte de esto está fuera del control del operador de la nave, pero muchas veces es simplemente un error humano. Las causas comunes incluyen:

-Negligencia del operador, descuido o imprudencia.
-Equipo o medidas de seguridad inadecuados, como que no haya suficientes salvavidas a bordo.
-Mayor cantidad de pasajeros de los que tiene capacidad de transportar la embarcación.
- Evaluación errónea de condiciones climáticas adversas, como tifones u olas peligrosamente altas.
- Almacenamiento inadecuado de carga.
- Navegación bajo la influencia (BUI).
-Mantenimiento inadecuado.
-Falla mecánica.
-Operador de barcos dormido en los mandos.
-Operador inexperto operando a velocidades muy altas.

¿Quién puede demandar?

Uno de los aspectos más importantes de cualquier demanda relacionada con accidente de ferry o de otro tipo está en pie. Estar de pie significa que la persona que realiza la demanda, conocida como el "demandante", se vio afectada por los hechos del caso o se verá perjudicada de manera inminente si el tribunal contencioso no resuelve el problema. Los pasajeros de un ferry que sufrieron daños generalmente tienen derecho a presentar una demanda relacionada con sus lesiones.

Pero hay otra clase de individuos que también pueden presentar una demanda: los miembros de la tripulación. Si un empleado miembro de la tripulación se lesiona en un accidente de transbordador, es posible que puedan demandar según la legislación federal conocida como "La Ley Jones". La Ley protege a cualquier "marinero" que se lesione o desarrolle una enfermedad mientras trabaja a bordo o en conexión con un barco, como un ferry.

Responsabilidad civil en accidentes de ferry:
¿A quién puede demandar?

A menudo puede ser difícil averiguar a quién puede demandar en un accidente de navegación y qué leyes podrían aplicarse. En otras palabras, las leyes marítimas y de almirantazgo se aplican a todos los accidentes que ocurren en vías navegables, como en el mar, en un río o en un lago. Hablando típicamente, cualquier propietario u operador de un ferry en una vía navegable puede ser demandado si es negligente; es decir, si no operan con seguridad su embarcación y/o advierte adecuadamente a sus pasajeros de cualquier riesgo o condición peligrosa. El demandante entonces deberá probar si un "operador de barco razonablemente cuidadoso" no habría sabido del peligro que causó la lesión. Muchas veces esto requerirá el testimonio de un testigo experto.

Accidentes y Responsabilidad en Ferry: Recursos relacionados

-Ahogo.
-Accidentes de cruceros y responsabilidad civil.
-Guardia costera de los Estados Unidos.
-Ley internacional.

Los accidentes marítimos pueden ocurrir en cualquier momento, ya sea que esté en un barco de recreo o en un ferry, si tiene gastos médicos, salarios perdidos u otros daños relacionados con un accidente, necesitará asesoramiento legal de expertos sobre cómo recibir compensación por sus pérdidas. La mejor manera de conocer sus opciones es ponerse en contacto con un abogado que se especializa en lesiones personales.