Violencia en el trabajo

La violencia en el trabajo puede definirse como cualquier disputa dentro de las instalaciones de la compañía que involucre cualquier daño físico o amenazas de daño contra un trabajador. Esto puede ocurrir entre los mismos trabajadores o entre un supervisor y un empleado de menor rango. Las leyes de ética y seguridad en el lugar de trabajo evitan que los trabajadores se involucren en comportamientos violentos que causen que un empleado tenga temor de asistir al trabajo por miedo a sufrir daños.

La violencia en el lugar de trabajo puede involucrar otros problemas legales, como hostigamiento en el ambiente laboral, discriminación y demás inconvenientes.

¿Cuáles son algunos ejemplos de violencia en el lugar de trabajo?

La violencia en el lugar de trabajo puede involucrar una serie de diferentes acciones y conductas. Algunos ejemplos comunes de violencia en el lugar de trabajo puede reflejarse mediante:

Peleas entre compañeros de trabajo.

Conducta asociada con acoso o intimidación (empujar, tirar de la ropa, del pelo, luchar, etc.)

Juegos bruscos (especialmente cuando solo una parte es consiente)

Violencia de grupo contra un trabajador.

Ciertos tipos de "bromas" (como aquellas que involucran tropezar o causar daño físico a la víctima)

Por último, la violencia en el trabajo puede implicar situaciones en las que ambas partes han participado voluntariamente en la conducta. Un ejemplo claro esto es cuando los trabajadores se involucran en una pelea a puñetazos durante las horas de trabajo en las instalaciones de la compañía. En tales casos, ambas partes pueden enfrentar consecuencias por sus acciones.

¿Cuáles son algunas consecuencias de la violencia en el trabajo?

La violencia en el lugar de trabajo puede reflejarse negativamente en el historial laboral del trabajador, además de conllevar a sanciones tales como:

Consecuencias criminales (cargos de asalto y agresión que llevan a multas penales y posible tiempo de cárcel)

Cargos civiles por daños causados por la violencia (compensación por facturas médicas, salarios perdidos y otras pérdidas)

Pérdida de trabajo o terminación del puesto de trabajo

Degradación

Descalificación de beneficios o bonificaciones

Tal y como se mencionó anteriormente, la violencia en el lugar de trabajo a menudo puede estar motivada por factores como la discriminación, de ser el caso, se pueden presentar cargos legales adicionales en relación con estos asuntos.

¿Necesita un abogado para obtener ayuda con una reclamación por violencia en el lugar de trabajo?

La violencia en el trabajo es un problema grave y puede acarrear consecuencias negativas para el empleador. También puede llevar a importantes consecuencias civiles y penales en algunos casos.

Es posible que deba contratar a un abogado de derecho laboral en caso de estar involucrado en una situación de violencia en el lugar de trabajo. Su abogado podrá investigar las leyes en su área para determinar qué tipos de derechos tiene, ayudarlo a presentar una demanda legal ante el tribunal y representarlo durante todo el proceso.