Terminación injusta

Cuando se habla de un despido injustificado se refiere a que se presentó una acción ilegal por parte del empleador contra un empleado, lo cual puede implicar la violación de leyes federales contra la discriminación de cualquier tipo, o una violación contractual. Un caso típico pudiera ser que se produzca un despido a un trabajador por motivos de raza, género, origen étnico, religión o discapacidad.

De igual forma, también es ilegal despedir a un empleado porque este haya presentado una queja legal contra el empleador, o porque el trabajador reportó ciertas actividades ilegales de la empresa sirviendo como informante, lo cual es considerado como una "represalia" hecho considerado ilegal en los Estados Unidos de América. Esta sección explica el significado de empleo "a voluntad", cómo determinar si tiene un contrato de trabajo implícito, los elementos de una terminación incorrecta y cómo presentar una reclamación contra un empleador.

¿Cuáles son ejemplos de terminación injusta?

Son muchas las formas en las que se puede evidenciar un trato injusto e ilegal al momento de despedir a un trabajador de su empleo, incluyendo:

Discriminación: Cuando un empleado es despedido debido a su raza, color, origen étnico, género, religión, edad, discapacidad, embarazo, entre otros.

Represalias: Cuando un empleado es despedido por haber presentado una queja contra el empleador ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo.

Violación de buena fe y trato justo: Se causa cuando un empleador actúa injustamente con relación a sus empleados y se inventa o fabrica motivos para despedirlos.

Violación de la política pública: Un empleador que despida a un empleado porque es parte de un grupo o partido político.

Actividades de informante: Ocurre cuando el empleador despide a un empleado que se queja de que su empleador violó cualquier ley, reglamento u ordenanza.

Licencia familiar o médica: Un empleador despide a un empleado que se tomó un tiempo libre para atender motivos establecidos en la Ley de licencia médica y familiar.

¿Cuál es la diferencia entre un empleo a voluntad y un empleo por causa justificada?

El tipo de empleo determina cómo y por qué razones un empleador puede despedir a un empleado. Existen dos tipos generales de empleo: "a voluntad" y "causa justificada".

Empleo a voluntad: El empleo a voluntad significa que un empleado puede renunciar en cualquier momento, pero el empleador también puede despedir al empleado en cualquier momento y por cualquier motivo legal, o sin motivo alguno. Es decir, es de libre remoción y nombramiento.

Empleo por causa justificada: Es decir, despido por causa justificada. Esta forma de empleo normalmente requiere pactar términos que brindan una garantía al empleado que solo será despedido si existe una buena causa o razón para hacerlo.

La disposición de causa justificada no necesariamente requiere un contrato de trabajo, a menudo esta protección se proporciona cuando se solicitan despidos justos de acuerdo con la política de la compañía (por ejemplo, establecidos en el manual del empleado).

¿Qué es el despido constructivo?

Un empleador no puede usar herramientas tales como degradación, acoso, recortes salariales injustificados o malas condiciones de trabajo para obligarlo a renunciar a un trabajo. En algunos casos, estas acciones pueden estar justificadas debido a la reducción de personal, la mudanza a una nueva instalación o la eliminación de ciertas posiciones.

Pero si estas acciones no están justificadas, o son motivadas por justificaciones ilegales, podría dar lugar a una acción de terminación injusta. Recuerde, el hostigamiento nunca se justifica, ya que existe una diferencia entre el hostigamiento y las críticas por un desempeño laboral deficiente.

¿Qué pasa si su empleador incumplió el contrato de trabajo?

Un empleado que haya sido despedido por incumplimiento de un contrato podría presentar un reclamo contra su empleador. Incluso algunos empleados voluntarios pueden presentar un reclamo contra un empleador que le haya otorgado un contrato de trabajo implícito, este existe al momento en el que un empleador de manera oral, a través de sus palabras o acciones promete un empleo continuo para el empleado y el empleado confía en esta promesa.

Algunos trabajadores tienen contratos escritos u orales, los cuales garantizan que no serán despedidos, exceptuando algunas razones específicas preestablecidas. Si un empleador despide a un trabajador por una razón no mencionada en el contrato, el empleado puede demandar a su empleador por incumplimiento de contrato. De suceder esto, el empleado puede recuperar el dinero que se le debía en virtud del término restante del contrato, pero tiene el deber de mitigar sus daños al buscar otro trabajo. En un caso de incumplimiento de contrato, el empleado no puede demandar por dolor y sufrimiento o daños punitivos, este sólo podrá demandar e intentar recuperar los honorarios y costos de los abogados si el contrato de trabajo lo permite.

¿Cuáles son los remedios para una terminación injusta?

Si presenta un reclamo contra su empleador por haber sido despedido injustamente y la demanda es exitosa, puede ser recompensado con ciertos recursos equitativos, tales como:

Restablecimiento: Reintegrarlo en su trabajo si desea volver a su cargo anterior.

Mandato judicial: Orden judicial contra el empleador para evitar que tome medidas en contra del empleado.

Compensación: Compensación por cualquier pérdida de sueldo o beneficios.

“Completar todo”: Para un empleado puede significar transferencia, promoción, aumento de salario o limpiar el archivo personal del empleado.

Gastos de bolsillo: Compensación por cualquier gasto o costo para conseguir otro trabajo o directamente causado por la terminación injusta.

Dolor y sufrimiento: Compensación por haberse causado cualquier angustia mental o agitación emocional, disminución de la calidad de vida a raíz de una terminación de trabajo injusta.

Si bien el empleado puede regresar a su puesto, también puede recibir una promoción, una transferencia, un aumento salarial, etc. En última instancia, el objetivo sería devolver al empleado al puesto como si nunca lo hubieran despedido. Si el empleado estaba en camino a un aumento de sueldo, una promoción, etc. pero lo perdió debido a la terminación injusta, entonces el empleado tendrá derecho a regresar a su posición con el cambio y obtener las prebendas prometidas.

¿Puede un abogado ayudarle con su despido injusto?

Si sospecha que su empleador lo despidió injustamente, debe comunicarse con un asesor legal en materia de empleo con experiencia. Un profesional calificado puede ayudarlo a evaluar los términos de su empleo y tipo de despido para así determinar si ocurrió un despido injustificado. Además, un abogado de empleo puede entrevistar a testigos, reunir pruebas, negociar con su ex empleador en su nombre y representarlo ante un tribunal.