Pensión y Beneficios

Los empleadores privados a menudo poseen una amplia discreción en cuanto a la forma en la que deciden proporcionar o no los beneficios de jubilación a sus empleados. Sin embargo, mientras que los empleadores generalmente no están obligados a proporcionar programas de jubilación para sus trabajadores, aproximadamente el 70% de los empleados en Estados Unidos tienen algún tipo de paquete de jubilación disponible para ellos. Conocer los detalles de su plan es importante debido a que los derechos y beneficios disponibles podrían variar ampliamente entre los programas de jubilación.

Programas de beneficios para empleados

Tal y como se mencionó anteriormente, un empleado por lo general es elegible para una amplia variedad de programas de beneficios inherentes a su empleo. Algunos beneficios pueden estar completamente cubiertos por el empleador, mientras que otros pueden requerir que el empleado también contribuya con los pagos. Los empleadores tienen el deber de explicar detalladamente los detalles de los paquetes de beneficios, incluso si se requieren requisitos especiales para que el empleado califique (es decir, debe trabajar para la empresa al menos 10 años para recibir una pensión).

Planes de salud, médicos, dentales o de salud mental: los empleadores que eligen proporcionar beneficios de atención médica tienen ciertas obligaciones para con sus empleados. Los empleadores deben proporcionar: una divulgación completa de la información importante del plan, el procesamiento oportuno y justo de las reclamaciones de beneficios, la opción de continuar temporalmente la cobertura de salud grupal después de perder la cobertura, un certificado que acredite la cobertura de salud y una recuperación de los beneficios adquiridos según el plan que lo cobije.

COBRA: Según la ley federal "COBRA", los empleados pueden ser elegibles para la continuación de sus beneficios de seguro de salud, bien sea que renuncien o que sean despedidos. Esta ley se aplica a los empleadores con 20 o más empleados y permite que la cobertura de salud se extienda hasta por 18 meses. Los empleadores deben informar a los empleados que salen de su elegibilidad para continuar con la cobertura. El empleado deberá pagar el costo de la cobertura continua.

Programas de pensiones para empleados

Una pensión es un fondo que se crea durante los años de trabajo de un empleado, en el que proporcionan pagos al empleado después de su jubilación. Existen dos tipos principales de pensiones de empleados:

Plan de beneficios definidos: Un plan de beneficios definidos proporciona pagos fijos a un empleado después de que se jubilen según una fórmula establecida. La fórmula puede variar dependiendo del empleador, sin embargo, a menudo incluirá:

El salario del empleado

Años de empleo

Edad de jubilación

Otros beneficios adicionales según el plan

Plan de contribución definida: Este tipo de pensión implica realizar contribuciones a una cuenta de jubilación individual para el empleado que luego se invertirá, donde los rendimientos de la inversión se acreditarán a la cuenta y quedarán disponibles para el empleado después de su jubilación. Las contribuciones pueden ser del empleador, los propios salarios diferidos del empleado o ambos. En general, el empleado tiene control sobre las decisiones de inversión para la cuenta de retiro y, por lo tanto, asume los riesgos de cualquier mala inversión.

¿Quién puede participar en la pensión de empleados y el plan de beneficios?

La ley federal permite que los empleadores excluyan a algunos empleados de los planes de jubilación. Por ejemplo, un empleador puede reservar beneficios de jubilación exclusivamente para empleados asalariados.

Para calificar para un programa de pensiones, los empleados generalmente deben esperar a que sus derechos sobre el plan se confieran. Los derechos generalmente se otorgan cuando un empleado ha trabajado de cinco a diez años con el mismo empleador. Un empleado puede perder los derechos a la pensión si deja el trabajo antes que los derechos hayan sido adquiridos.

Una vez que la pensión se ha otorgado y el empleado tiene derecho al beneficio de jubilación, el empleado generalmente tendrá la opción de dejar los fondos para la jubilación o retirarlos antes de tiempo. Sin embargo, el retiro anticipado de los fondos de jubilación a menudo conlleva sanciones fiscales severas.

Protección de la pensión de los empleados y planes de beneficios

La Ley de seguridad de los ingresos de jubilación de los empleados (ERISA) se creó para supervisar los planes de salud y las pensiones ofrecidas por empleadores privados. Específicamente, ERISA proporciona protecciones a los beneficiarios de los planes de salud al exigir a los empleadores que mantengan y administren los planes de manera adecuada. ERISA garantiza el cumplimiento a través de la supervisión y el enjuiciamiento de los infractores y faculta a los miembros del plan y los beneficiarios para presentar reclamos por violaciones de ERISA cuando sea necesario.

¿Necesita un abogado con experiencia en pensiones y beneficios?

Los beneficios de los empleados y los planes de jubilación pueden ser extremadamente complicados, como lo son las regulaciones que los gobiernan. Un asesor legal con experiencia en derecho laboral puede ayudar a un empleador a crear un plan de pensión que cumpla con las regulaciones federales como ERISA. Además, si usted es un empleado al que se le han negado los beneficios que se le deben, consultar a un profesional experto en el área laboral puede ayudarlo a identificar si tiene una reclamación por daños y perjuicios y de ser así, conseguir una indemnización por sus derechos negados.