Discriminación por edad

La discriminación por edad puede ocurrir al momento en el que un empleador trata a un empleado (o posible trabajador) de manera diferente a otros que realizan el mismo trabajo, únicamente por la edad de la persona. La prueba de discriminación por edad requiere pruebas de que el empleador tenía la intención de discriminar al empleado por tal motivo, donde el desempeño laboral y la capacidad para realizar ciertas tareas representan consideraciones importantes en estos casos de discriminación.

La discriminación por edad es especialmente común durante la fase de contratación del empleo y puede ocurrir cuando un empleador se niega a contratar a una persona simplemente por su edad (sin existir otra razón aparente para negarle el trabajo).

¿Se limita la discriminación por edad sólo a los procedimientos de contratación?

No, la discriminación por edad puede ocurrir en muchos otros entornos además del proceso de contratación. Por ejemplo, podría considerarse discriminación por edad si el empleador niega constantemente a ciertas personas un aumento de sueldo o una promoción debido a su edad.

Desafortunadamente, la terminación de un contrato basándose en la discriminación por edad es muy común hoy en día, así como también despedir a una persona porque se encuentra cerca de la edad en la que se jubilará. Esto se debe a que algunos empleadores pretenden evitar la obligación de proporcionarles beneficios de jubilación a sus empleados más antiguos; sin embargo, si esto se basa en una discriminación por edad, tal vez pueda dar pie a una demanda civil.

¿Qué sucede si ha estado sujeto a una discriminación basada en su edad?

La mayoría de los reclamos de esta naturaleza deberán ser procesados por una agencia gubernamental federal o estatal. Una forma común de alivio es que la víctima la presente ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC), la cual llevará a cabo investigaciones extensas sobre el reclamo presentado por el afectado.

Si encuentran que ocurrió una violación, se pueden generar audiencias y prescribir una solución para esa situación, como la restauración de la persona a su posición habitual antes de la terminación o compensarla por la pérdida de salarios y demás beneficios laborales.

Para la mayoría de los casos, la ley requiere que la víctima presente un reclamo ante una agencia gubernamental antes que presente una demanda, puesto que sólo se podrá presentar un reclamo formal ante la corte si una entidad gubernamental lleva a cabo un proceso de investigación pertinente. Debe tomar en consideración que las investigaciones de la EEOC y demás agencias pueden requerir la asistencia de un abogado durante el proceso.

¿Necesito un abogado para obtener ayuda con las reclamaciones por discriminación de edad?

Un profesional en el área podrá proporcionarle una guía sobre su caso, asesorarlo brindándole asistencia durante una investigación exhaustiva, con el propósito de determinar si también se puede exigir una demanda.