Discriminación por discapacidad

La discriminación por discapacidad es concebida cuando una persona es sometida a un tratamiento diferente o desigual en repetidas ocasiones, por razones de su discapacidad. La definición de "discapacidad" puede variar según los aspectos específicos de una situación y las leyes aplicables, pero una ley federal importante denominada Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA), considera a una persona "discapacitada" si tiene una limitación física o mental que la limita a una "actividad importante de la vida", como: caminar, hablar, ver y aprender. La ADA también protege a las personas que no están discapacitadas, pero que la sociedad percibe como discapacitadas en ciertas situaciones.

¿Dónde y cuándo puede ocurrir la discriminación por discapacidad?

La discriminación por discapacidad puede tener lugar en muchos entornos diferentes, pero generalmente ocurre con mayor frecuencia en las siguientes situaciones:

-Empleo: incluidas reclamaciones por falta de contratación, en las que un discapacitado solicitante de empleo está calificado para desempeñarse en el puesto, pero no es contratado debido a su situación limitada y en casos relacionados con la falta y la negativa de un empleador de hacer "ajustes razonables" para apoyar y facilitar el desempeño de un empleado discapacitado.

-Educación: incluidas las reclamaciones en las cuales a un estudiante discapacitado se le niegue el acceso a programas u oportunidades educativas; y afirme que una institución educativa no proporcionó una educación individualizada adecuada acorde con un estudiante discapacitado.

-Vivienda: incluidas las reclamaciones por negarse a negociar con una persona discapacitada que esté buscando vivienda; reclamos que involucren la imposición de diferentes términos de arrendamiento/contrato basados en la discapacidad de una persona; y la negativa para otorgar un préstamo para vivienda a un solicitante discapacitado, en función de su limitación.

-Acceso a edificios y negocios: incluidas las reclamaciones justificando arbitrariamente que una empresa no puede acomodar o atender adecuadamente a un cliente en función de su discapacidad, y los casos en que un cliente discapacitado no puede obtener acceso adecuado a bienes o servicios.

-Transporte: incluidas las reclamaciones mediante las cuales una agencia o compañía de transporte no se ajuste adecuadamente para facilitar a un pasajero discapacitado o que un pasajero discapacitado no pueda obtener acceso adecuado a los servicios de transporte.

Leyes que prohíben la discriminación por discapacidad

La mayoría de las leyes que garantizan y regulan los derechos civiles (incluidas las leyes relacionadas con los derechos de las personas con discapacidad) se originan a nivel federal, a través de la legislación federal, como la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA). Los derechos civiles también se han definido e interpretado a través de decisiones judiciales federales, tales como aquellas dictadas por la Corte Suprema de los Estados Unidos. Los estados también aprueban sus propias leyes de derechos civiles (generalmente muy similares a las federales), e incluso los municipios como las ciudades y los condados pueden promulgar ordenanzas y leyes relacionadas con los derechos civiles y los derechos de las personas con discapacidad.

Obtenga la ayuda de un abogado con su reclamo de discriminación por discapacidad

Si siente que ha sufrido una violación de los derechos civiles basada en sus derechos como persona discapacitada, lo aconsejable para comenzar es comunicarse con un abogado con experiencia en derechos civiles. Las decisiones importantes relacionadas con su caso pueden ser complicadas, incluidas las leyes que se aplican a su situación, quién puede ser responsable de los daños que haya sufrido y cómo demostrar que los responsables actuaron con la intención de discriminarlo por su discapacidad. Un abogado de derechos civiles evaluará todos los aspectos de su caso y le explicará todas las opciones disponibles, para garantizar el mejor resultado posible para su caso.