Derecho del trabajo

La ley del trabajo cubre diferentes áreas relacionadas con el empleo y sus involucrados tales como: empleadores, contratistas independientes y empleados, teniendo en cuenta desde el proceso de selección y entrevista del recurso humano, hasta los posibles desacuerdos y disputas laborales, así como la terminación del contrato de trabajo. Asimismo, esta ley establece pautas específicas que deben ser seguidas tanto por los empleadores como por los empleados durante el período en el que se encuentren trabajando en conjunto.

Hoy en día casi todos los empleados son considerados “a voluntad”, esto hace referencia a que el empleador tiene la potestad de despedirlo de un puesto de trabajo por cualquier razón, siempre y cuando esta no conlleve una justificación ilegal. Por su parte, las leyes estatales en Estados Unidos en materia de empleo se encargan de regular los contratos de trabajo y verificar las cláusulas que un empleador debe cumplir en la relación laboral.

Un contrato de trabajo es un acuerdo entre un empleado y un empleador en el cual se describen las responsabilidades básicas del empleado con la organización para la cual labora, por esta razón si un trabajador firma el contrato, se considerará entonces como una relación vinculante entre ambas partes. Son muchos los tipos de contratos de trabajo que existen hoy en día, sin embargo, estos poseen unos estándares los cuales incluyen:

Los acuerdos de confidencialidad, que se establecen con el propósito de impedir que el empleado comparta información sobre los aspectos relevantes de la compañía.

Los acuerdos de no competencia, que exigen que los empleados no podrán trabajar para ninguna empresa competidora ni cautivar a los clientes de la empresa, durante un período de tiempo definido después de que finalice la relación laboral.

Los acuerdos de arbitraje, donde un empleado establece formalmente que acepta resolver cualquier disputa con su empleador, antes de acudir a los tribunales.

Los acuerdos de terminación, los cuales establecen que un empleador puede despedir al empleado por cualquier motivo, etc.

Si le preocupa un contrato de trabajo que se le presente, tómese el tiempo de leerlo antes de firmarlo, por lo que se recomienda buscar la ayuda de un abogado con experiencia en el área de derecho laboral, para que revise el contrato de trabajo en detalle y a profundidad y plantee los puntos clave que tendría que considerar.

¿Cuáles son mis derechos como empleado?

Todo empleado posee ciertos derechos básicos, donde se incluyen el derecho a la privacidad, una justa indemnización, el derecho a un lugar de trabajo seguro y la ausencia de discriminación por edad, género, raza, origen nacional, religión, etc., incluso antes de ser contratado.

El derecho a la privacidad como empleado incluye el derecho a estar protegido contra la invasión de las posesiones personales, a los casilleros de almacenamiento a los que sólo el trabajador debería tener acceso, además del correo privado dirigido al empleado. De igual manera, los trabajadores también tienen derecho a la privacidad en sus conversaciones telefónicas y/o mensajes de correo de voz.

¿Qué es un informante?

Un informante es una persona que expone una conducta indebida o una actividad ilegal de una organización o corporación, estos pueden hacer sus denuncias internamente a los miembros ejecutivos superiores de la organización o corporación, o externamente a la policía, a las agencias reguladoras federales o a los medios de comunicación.

El propósito de la protección de estos informantes es permitir que los empleados puedan denunciar o declarar sobre posibles acciones ilegales cometidas por el empleador. Antes que esta protección existiera, los empleados vivían día a día con el temor de revelar actividades ilegales o conductas indebidas por temor a ser despedidos.

¿Cuáles son sus derechos como contratista independiente?

A un contratista independiente se le paga por el trabajo para compañías y/o personas naturales, sin embargo, no se les considera como un empleado, por lo que tiene capacidad de trabajarle a otras compañías e individuos, así como tener más libertad general sobre su trabajo.

Los contratistas independientes no poseen las mismas protecciones legales que los empleados fijos. A pesar de esto, tienen derecho a decidir cuándo, dónde y cómo debe completarse un proyecto. Por su parte, el cliente especifica cómo debe hacerse el trabajo, pero el contratista independiente tendrá el derecho de determinar cómo lograr el aspecto deseado. No existe una regla para determinar si usted es un empleado o un contratista independiente, sin embargo, el tribunal considerará factores tales como:

Si la relación de negocios es permanente o temporal.

La cantidad de esfuerzos (tiempo, dinero, experiencia, etc.), que el trabajador ha invertido en el equipo o los materiales, o si los mismos se le han proporcionado.

Grado de control sobre la conducta del trabajador.

Oportunidad del trabajador de pérdidas y ganancias.

Si los servicios del trabajador son una parte integral del negocio.

¿Necesito un abogado de trabajo?

Si usted considera que ha sido despedido o discriminado injustamente, un asesor legal en materia de empleo con experiencia, podrá ayudarlo a hacer valer sus derechos. Usted puede tener derecho a daños y perjuicios por motivo de ser despedido, por los cuales el abogado especializado en el tema podrá compilar todos los hechos y determinar las protecciones a las que tenía derecho y cuales le fueron negadas. De la misma forma, si usted es un empleador y está siendo utilizado por un empleado y/o contratista independiente, un abogado especializado en relaciones laborales será la persona adecuada para defender y proteger sus derechos.