Derecho Laboral y de Empleo

Derecho Laboral y de Empleo

La ley del trabajo hace referencia a todos los derechos y obligaciones que poseen los empleados sindicalizados. Algunos grupos de trabajadores consideran que los sindicatos son beneficiosos puesto que se les otorga mucho más poder a los empleados y así mismo, adquieren más poder de negociación al momento de buscar y alcanzar mejores oportunidades para ellos en la empresa, que buscando beneficios individualmente. Los sindicatos pueden exigir mejores salarios, horarios más convenientes y mayor seguridad en el lugar de trabajo, siempre y cuando sus exigencias sean realistas, necesarias y bien justificadas ante la empresa. Los líderes de cualquier organización deben tratar a todos los miembros del sindicato de manera justa y con respeto, absteniéndose de restringir sus derechos de hablar, reunirse y votar.

Los empleadores también deben seguir reglas específicas al momento de tratar con los miembros del sindicato. Por ejemplo, sólo pueden negociar con los representantes sindicales designados y deben cumplir rigurosamente cualquier acuerdo establecido entre las partes. 

Aunque todos los estados son independientes y pueden establecer sus propias leyes sobre relaciones laborales, las mismas deben cumplir con el estatuto federal, conocido como la Ley Nacional de Relaciones Laborales. La legislación laboral comprende el conjunto de normas para las condiciones de trabajo y las leyes salariales, estas leyes, como la Ley de normas laborales justas, prohíben el trabajo infantil y establecen un salario mínimo para los trabajadores.


A continuación algunos términos que se deben conocer al hablarse de Ley del Trabajo.


Negociación colectiva: se refiere al acto de negociar con un sindicato.
Organizar: cuando se usa este término dentro de un contexto laboral, "organizar" significa formar un sindicato.

Leyes sobre el "derecho al trabajo": legislación que prohíbe o restringe la capacidad de los empleados para sindicalizarse.


Notas del área de práctica


Hoy en día, muchos abogados especializados en el área laboral son contratados por sindicatos o por las corporaciones que contratan empleados sindicalizados, con el fin de contar con una figura mediadora que permita tener un acuerdo entre las partes. La mayoría de las personas normalmente no contratarían un abogado laboral a menos que tuviesen en mente organizar su propio sindicato.


Dado que los estados tienen potestad para tener sus propias leyes sobre los sindicatos, las leyes laborales pueden variar dependiendo del lugar y la industria en la que se encuentre la compañía. Algunas industrias deben permitir que los empleados se organicen, pero en otras, los trabajadores tienen terminantemente prohibido sindicalizarse. Para obtener más información acerca de las leyes laborales en su estado y la repercusión de las mismas en su industria, comuníquese con un abogado laboral local calificado.


Áreas de práctica relacionadas


Ley de empleo: establece estándares específicos referentes a la conducta de los empleadores y empleados en el lugar de trabajo y puede desempeñar un papel importante en muchos casos de legislación laboral.


Ley de salarios y prestaciones: entre las legislaciones laborales, esta ley tiene como principal función determinar el salario mínimo correspondiente para los trabajadores y regular que las prestaciones estén acordes al trabajo realizado.


Ley de educación: los maestros, junto con otros empleados del sector público, son mucho más propensos a ser miembros de sindicatos que otras profesiones. Los contratos negociados con los sindicatos de docentes a menudo tienen un gran impacto en la política educativa.

Subcategorias