Restructuración de préstamos hipotecarios

Existen muchas razones por las que una persona podría encontrarse impedida para pagar los pagos mensuales de su hipoteca. La pérdida de un empleo, la reducción de ingresos, los gastos extraordinarios inesperados o alguna discapacidad por enfermedad o lesión pueden causar una insolvencia temporal y, de hecho, gran presión financiera. El mayor riesgo que falten o atrasen los pagos de la hipoteca es la amenaza de una ejecución hipotecaria. Sin embargo, trabajar con su acreedor para modificar su hipoteca puede ayudar a aliviar la presión financiera y establecer un nuevo plan de acción frente a una adversidad económica. Informarse para establecer las posibilidades de reestructurar se crédito a través de una modificación de la hipoteca y cómo puede ayudarlo a evitar una ejecución hipotecaria sería lo prudente e ideal, para evitar acciones de embargo o perdida de la vivienda por parte de la entidad prestamista.

¿Qué es la modificación de una hipoteca?

La modificación de una hipoteca es el proceso mediante el cual un deudor y su prestamista acceden en cambiar uno o más términos de su contrato hipotecario con el propósito de facilitar que se puedan cumplir las cuotas de pago de una forma más manejable. La modificación es una especie de "mitigación", donde los prestamistas ayudan a los propietarios a evitar la ejecución hipotecaria.

Existen muchas maneras para modificar una hipoteca, entre las cuales se encuentran:

Bajar la tasa de interés del préstamo.

Ampliar el plazo del préstamo.

Reducir el monto del capital pagado en cada pago.

Suspender temporalmente o reducir los pagos de préstamos (conocido como indulgencia de préstamos)

Agregar pagos perdidos al saldo del préstamo.

Desde su punto de vista, algunos prestamistas pueden requerir un "período de prueba", por lo general de tres meses, durante los cuales el propietario debe demostrar la capacidad de realizar los pagos de préstamos antes que se finalice el plazo de la modificación.

¿Cómo modifico mi hipoteca?

La modificación de una hipoteca puede parecer una solución mágica, sin embargo, requiere un tanto de trabajo por parte del propietario, puesto que este proceso es esencialmente una negociación con el prestamista, lo que puede requerir perseverancia y paciencia para convencerlo de que acceda a un acuerdo de modificación.

El proceso de modificación se instruye cuando el deudor se comunica con su prestamista hipotecario, discute el problema en cuestión y propone una solución honesta y favorable para las partes. El objetivo final será alcanzar un acuerdo con nuevos términos de pagos mensuales asequibles para el deudor. Un pago de hipoteca "asequible" generalmente se define como el 31% de su ingreso mensual bruto.

Antes de aceptar modificaciones de préstamo, el acreedor solicitará al deudor que se demuestren las dificultades financieras por las que atraviesa, razón por la cual deberá proporcionar una variedad de documentos diferentes, incluidos estados financieros, declaraciones de impuestos, talonarios de pago, estados de cuenta bancarios y una carta informando sobre las dificultades por las cuales solicita la modificación de préstamo. Al compilar y enviar los documentos requeridos por el acreedor, se debe ser muy preciso y cuidadoso, puesto que, si su documentación está incompleta, correrá el riesgo de que su solicitud de modificación sea rechazada.

De forma alternativa, considere aprovechar la ayuda gratuita que ofrecen las agencias gubernamentales. El Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD) de EE. UU., patrocinan agencias de asesoría de vivienda en todo el país las cuales ofrecen asistencia gratuita o de bajo costo para los deudores. Los asesores de vivienda poseen experiencia en comunicarse y negociar con prestamistas, y pueden ayudarlo en un proceso como la modificación de un préstamo.

Cuídese de las estafas de modificación de hipotecas

Desafortunadamente, existe un número creciente de estafas de modificación de hipotecas que se presentan como solución los deudores en crisis. Una buena regla general para suponer que es una estafa, es que una opción parezca demasiado buena para ser cierta. Algunas de las señales de advertencia de estafas en materia de modificación de hipotecas pueden ser:

"Consejeros" hipotecarios que exigen grandes pagos por adelantado antes de realizar cualquier trabajo.

Ofertas para pagar su hipoteca si usted firma transferencia por el título de su casa.

Cualquier persona que lo desanime a comunicarse con su prestamista.

Aquellos que dicen conocer "leyes secretas" o poseen "información exclusiva" que pueda resolver su problema hipotecario.

Tácticas de venta de alta presión que alimenten sus miedos, etc.

Lamentablemente, hay quienes se aprovechan de las personas vulnerables, donde recaen los propietarios desesperados. Reconocer las señales de advertencia lo ayudará a evitar ser víctima de una estafa.

Obtenga Ayuda Legal con Modificaciones Hipotecarias

Si está considerando una modificación de su hipoteca, puede ser útil que busque ayuda legal. Hablar con un abogado experimentado en ejecuciones hipotecarias puede ayudarlo a comprender el proceso y evaluar las opciones disponibles para usted.