Inmuebles residenciales

Dentro del proceso de adquisición de una vivienda en Estados Unidos, es muy probable que tenga que emprender una serie de pasos generalmente establecidos para hacerse propietario del inmueble a través de una negociación de compra o venta, la que dependerá de las leyes del estado donde se encuentre y se exigirán diferentes requisitos y diligenciamientos a complementar para llevar a cabo y finiquitar el proceso de compra y/o venta de una propiedad residencial.

Por lo general, tanto el vendedor como el comprador trabajan en unión de un agente de bienes raíces que los representa a lo largo del proceso de venta de la propiedad. Algunos estados pueden exigir que cada uno de los involucrados contrate la representación de un abogado, sin embargo, antes de comprar un inmueble, se le recomienda que indague con su asesor sobre las disputas legales más comunes que pueden surgir durante el proceso.

¿Cuáles son algunas disputas comunes de bienes raíces residenciales que pueden encontrarse a lo largo del proceso?

Durante el proceso de una venta de bienes raíces residenciales, usted puede encontrar diversos problemas que podrían retrasar la venta. Algunas situaciones que se pueden suscitar y que podrían causar una disputa entre el comprador y el vendedor pudieran ser:

Problemas de divulgación: Los propietarios de inmuebles están obligados a realizar divulgaciones concernientes a la condición de la propiedad que están ofreciendo en venta. Si se descubre que algo fundamental e importante no se ha divulgado durante o después de la venta, como un desperfecto del inmueble o hipotecas adquiridas previamente, no canceladas, es posible que se puedan emprender acciones legales contra el vendedor.

Discriminación contra el comprador: Todos los corredores, compañías hipotecarias y demás agentes involucrados en el proceso de compra-venta de bienes raíces, tienen prohibido cometer actos discriminatorios en contra de los compradores potenciales, basándose en temas como la edad, raza, sexo, orientación sexual, etc. Si usted siente que ha sido discriminado, es posible que pueda emprender acciones legales.

Disputas de tasación: En algunas oportunidades, pudiera surgir una disputa sobre el valor de la propiedad. Si esto sucede, es posible que se deba consultar a un profesional experimentado que calcule el verdadero valor del inmueble en el mercado de bienes raíces del sector donde se encuentra ubicado. Desafortunadamente, no está exento que un tasador pudiese informar de manera fraudulenta el valor de una vivienda, sin embargo, esto no es tan probable que ocurra hoy en día.

Fraude: Una venta puede ser retrasada por diversos tipos de fraude, tales como el fraude de documentos o el fraude hipotecario.

¿Cómo se resuelven los conflictos de bienes raíces residenciales?

En caso de que surja algún problema con el proceso de venta de una propiedad, hay elementos de juicio que posiblemente pueda emprender a través de acciones legales para resolver la disputa y completar la venta. Su contrato de bienes raíces describirá los términos de la venta y ponderará cualquier problema que pueda suscitarse entre las partes. Por lo general, los contratos poseen una sección que dictamina cómo se manejarán la relación compra-venta en caso de que surjan disputas entre los involucrados. Algunas formas comunes en las que son manejadas las disputas se encuentran:

Negociación adicional, donde se puede ofrecer un crédito o algún otro tipo de incentivo para impulsar la venta.

Arbitraje.

Mediación.

Demanda civil.

¿Necesito contactar a un abogado?

Si aún no ha contactado un asesor legal que lo asista con la venta de su vivienda y surge un problema durante el proceso, lo ideal es que se comunique con un profesional de bienes raíces lo antes posible. Un profesional con experiencia en el área estará en total capacidad para ayudarlo a profundizar sobre las leyes de su estado y representar sus intereses si acude a la corte o intenta una mediación con la otra parte involucrada. De igual manera, si no surgen problemas durante el proceso, la injerencia de su abogado es conveniente para brindarle una mayor tranquilidad y confianza en una decisión tan relevante.