Expropiación de tierras

El poder del gobierno de expropiación de tierras

"Expropiación de tierras" es el poder que tiene el gobierno para tomar tierras privadas para darles uso público. Este poder está limitado por la constitución federal y por las constituciones estatales: cuando el gobierno toma propiedad privada para uso público, debe compensar de manera justa al propietario por la expropiación de su territorio. A veces, la operación de expropiación de tierras es un asunto directo, ya que el gobierno le proporciona al propietario del predio un precio justo y el propietario le otorga la propiedad para que el gobierno le dé el uso público que ha determinado para el desarrollo de obras de interés de la comunidades posible que las partes, gobierno y propietario no lleguen a un acuerdo sobre la expropiación y la cantidad de de dinero a recibir el propietario por la debida indemnización.

Antecedents de la "Expropiación de tierras"

La ley de Expropiación de tierras se deriva de la llamada "Cláusula de tomas de decisiones" de la Quinta Enmienda, que establece que "[N] o la propiedad privada se tomará para uso público, sin una justa compensación". Los hombres que crearon la Constitución eran, en su mayor parte, terratenientes con cierta desconfianza en el poder del gobierno. Para proteger a los terratenientes privados de los abusos cometidos por el gobierno, los fundadores limitaron el poder del gobierno para tomar propiedades. En ese momento, la acción gubernamental que probablemente imaginaron, era la incautación de la tierra y su ocupación por parte del gobierno.

Sin embargo, a medida que la población del país seguía creciendo, los gobiernos locales comenzaron a imponer controles cada vez mayores sobre el uso de la tierra. Cuando los propietarios sintieron que estas restricciones impidieron el uso de la propiedad o dañaron su valor, argumentaron que esas restricciones también constituían un despojo de sus tierras que requería una compensación adecuada. Al principio, los tribunales se mostraron reacios a escuchar estas reclamaciones. Sin embargo, con el tiempo, comenzaron a reconocerlos, agregando una nueva dimensión a la ley de expropiación de tierras.

Cláusula de la quinta enmienda: "Tomar"

La cláusula de "Tomar" de la Quinta Enmienda tiene varios componentes importantes.


-En primer lugar, se aplica sólo a la propiedad privada. Si el gobierno decidiera cambiar el uso de algún terreno público, es decir, construir una terminal de autobuses en lo que había sido un parque público, esa acción no obligaría al gobierno a pagar a los ciudadanos que usaron el parque. Sin embargo, es posible que el nuevo uso pueda infringir los derechos de los terratenientes vecinos tanto, que podrían demandar de todos modos al gobierno, equiparando la infracción de sus derechos de propiedad con un despojo directo de sus tierras. Este proceso, conocido como un procedimiento de condena inversa, se discute a continuación.

-El segundo requisito bajo la Quinta Enmienda es que la tierra se tome para uso público. Esta limitación impide que los funcionarios del gobierno tomen tierras privadas para sus propios fines. Por ejemplo, un miembro del congreso no podría expropiar la casa de un ciudadano para su propio uso bajo un precepto de expropiación de tierras. A veces, sin embargo, los tribunales han confirmado los pagos que finalmente dieron lugar a una parte privada que posee la tierra. Esto ha ocurrido, por ejemplo, para permitir que la expansión de una planta automotriz se considere beneficiosa para la economía local, y en casos de renovación urbana, donde un nuevo vecindario se levanta y se reconstruye en lugar de uno viejo y en mal estado, buscando el bien común de los pobladores y el embellecimiento de la zona y por lo tanto, el de la cuidad.

Compensación "justa"

-Finalmente, la Quinta Enmienda requiere una justa compensación. La compensación justa generalmente se determina utilizando el valor de mercado de la tierra, es decir, el precio por el cual el propietario podría razonablemente vender la tierra a algún otro comprador. El valor del terreno depende de muchos factores, incluido el tamaño de la propiedad y los edificios, cultivos o los materiales y características del terreno. Para expropiaciones permanentes, los tribunales utilizan uno de varios métodos para determinar el valor de mercado. Cuando el uso o la invasión por parte del gobierno de la propiedad es de duración o alcance limitados, el cálculo del valor puede ser más complicado.

El proceso de Expropiación de tierras

En el caso clásico de Expropiación de tierras, el gobierno determina que necesita ciertos terrenos de propiedad privada para crear algún beneficio público, como la construcción de una nueva carretera. El gobierno puede ofrecer al propietario un precio al que él o ella está de acuerdo, o podría iniciar lo que se llama un procedimiento de condena, cuando no pueden ponerse de acuerdo sobre el valor. El dueño de la propiedad tiene el derecho de recibir un aviso de la decisión del gobierno y la oportunidad de responder, y de recibir una justa compensación por la tierra expropiada. El gobierno paga al terrateniente, el terrateniente abandona la propiedad y el gobierno construye la carretera.

Procedimientos de condena inversa

Sin embargo, en ocasiones, el gobierno negará que haya despojado de algo del terrateniente. Por lo tanto, el propietario de la tierra iniciará una acción, llamada procedimiento de condena inversa, en busca de una compensación del gobierno. Esta situación puede surgir de varias maneras. Por ejemplo, el gobierno podría participar en una conducta que destruya la capacidad del propietario para usar y disfrutar la propiedad, verbo y gracia, construyendo una pista de aterrizaje junto a la propiedad y volando aviones sobre ella, o cortando o contaminando el flujo de agua hacia la tierra. El gobierno también puede obstruir el acceso de los propietarios a la propiedad con agua o escombros, ya que las operaciones de dinamita bloquean el camino hacia la propiedad de la persona.

El gobierno también podría infringir los derechos de un terrateniente a través de la regulación. Esto podría ocurrir cuando el propietario compra un terreno y construye un club de baile y luego el gobierno local aprueba una ley que prohíbe los clubes de baile en la ciudad. Si el negocio del propietario de la tierra es perjudicial para el público, la acción del gobierno para cerrarla puede ser un ejercicio válido de sus poderes policiales, en lugar de una expropiación.

El gobierno también puede restringir o disminuir indebidamente el uso de la propiedad. Una ley que aumenta el tamaño mínimo de un lote de un acre a cinco acres, hurta a un propietario de tierras con menos de diez acres del derecho de subdividir su propiedad. Una ley que niegue el acceso a la alcantarilla o al agua en ciertas parcelas destruiría su valor para uso residencial. En estos casos, el propietario podría demandar, argumentando que el gobierno ha tomado la propiedad sin pagar por ella.

¿Cuándo ha ocurrido una expropiacion?

Otra consideración en el área de la Expropiación de tierras es determinar si se ha producido la "toma". La controversia sobre esta pregunta podría surgir cuando el gobierno presente algún plan que afecte la propiedad del propietario, como un plan de zonificación o desarrollo. Si el gobierno planea construir una carretera o aeropuerto sobre o adyacente a los terrenos del demandante, ¿el plan solo constituye una toma en el momento en que se presenta? La presentación del plan puede dañar el valor de la propiedad del propietario, pero el gobierno puede argumentar que no ha tomado la tierra ni ha infringido su uso. Por lo general, tal presentación por sí sola no constituye una expropiación. Sin embargo, si el mapa o el plan establecen reservas o limitaciones a los derechos de los propietarios en el momento de su presentación, puede constituir un despojo.

A medida que nuestra tierra y nuestras comunidades se vuelven más pobladas, y los gobiernos imponen más regulaciones de zonificación y ambientales, es probable que aumenten los casos que involucren un dominio eminente y una condena inversa.

¿Tiene preguntas sobre la toma de propiedad para uso público? Pregunte a un abogado.

La ley de dominio eminente le otorga al gobierno el poder de actuar en el interés público, pero a veces el gobierno se entromete en los derechos de propiedad sin ofrecer compensación. En esos casos, los terratenientes afectados pueden tener derecho a buscar una indemnización y se beneficiarían de trabajar con un abogado. Si tiene preguntas sobre la toma de propiedad para uso público, o necesita ayuda para proteger sus derechos de propiedad, es una buena idea hablar con un abogado especializado.