Derecho de expropiación

El Derecho de expropiación hace referencia al poder que tiene del gobierno para expropiar tierras privadas para uso público, en ciertas circunstancias especiales. Por ejemplo, el gobierno a veces puede expropiar la propiedad de alguien para construir una nueva carretera o un puente o cualquier obra de carácter progresista. En estos casos, los propietarios típicamente tienen derecho a una compensación por su pérdida, sin embargo, el gobierno primero debe seguir varios procedimientos diferentes antes de que pueda hacerse dueño de la propiedad. Esta sección proporciona información sobre el poder del gobierno del derecho de expropiación, las limitaciones de ese poder y sus derechos ante la ley.

Derecho de expropiación y Ley Federal

La ley del Derecho de expropiación se origina en la "Cláusula sobre toma de decisiones" de la Quinta Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos. Los redactores de la Constitución eran generalmente terratenientes adinerados que querían ciertas garantías contra la tiranía, aunque entendían que a veces la tierra debía expropiarse para el uso del bien público. La cláusula sobre expropiaciones establece que "la propiedad privada no debe despojarse para uso público, sin una justa compensación". Como tal, solo se aplica a la propiedad privada y debe utilizarse para el bien público. Las autopistas interestatales, para usar un ejemplo común, típicamente se consideran bienes públicos.

¿Qué quiere decir un ompensación 'justa'?

La Constitución exige que los propietarios privados sujetos a una expropiación reciban una compensación "justa", pero ¿Qué significa eso exactamente?

En general, se basa en la cantidad de dinero que el propietario podría esperar obtener en el mercado abierto. El valor de la tierra podría estar determinado por una serie de factores, incluido su tamaño y los recursos que pueda tener. A veces, el gobierno toma tierras por períodos de tiempo limitados, lo que tiende a hacer la valoración mucho más difícil. Si la policía puede probar "por una preponderancia de la evidencia" que la propiedad estaba siendo utilizada para actividades delictivas, entonces el gobierno generalmente puede confiscar la propiedad sin compensación.

Derecho de expropiación y Procedimientos de Condena

El gobierno sigue un proceso particular cuando toma tierras privadas para uso público bajo la ley de Derecho de expropiación, comenzando con su expansión más amplia o plan de mejoramiento público. Una vez que los planificadores determinan qué parcelas privadas de tierra pueden verse afectadas por estos planes, trabajan con sus propios tasadores para obtener una valoración adecuada. Si el propietario privado acepta la oferta del gobierno, la transacción es bastante sencilla, pero si las partes no pueden acordar un precio, la disputa se resolverá en un proceso de juicio.

Si el asunto entra en juicio, el dueño de la propiedad (generalmente con la ayuda de un abogado y un tasador) ofrecerá su propia valoración de la propiedad. Una opción para los propietarios es disputar la venta forzada, al cuestionar el uso de la tierra propuesto por el gobierno, pero estos desafíos generalmente fallan siempre que se determine que el uso es "adecuado" y para el bien público. Otra opción es sugerir que la reclamación es demasiado amplia, lo que en algunos casos limitados puede reducir el alcance de la compra. Pero el valor de la propiedad es generalmente el problema principal, cuando los casos de derecho de expropiación entran en un proceso de condena.

¿Cuál es el significado de 'uso público'?

Dado que invocar un derecho de expropiación requiere que la propiedad tomada se utilice para uso público, es importante entender lo que eso significa desde una perspectiva legal. El término "uso público" no se limita al uso real y directo por parte del público, como sería el caso de parques o carreteras, sino que se refiere a cualquier uso que generalmente otorgue un beneficio al público. Por ejemplo, una parcela de tierra con una fábrica abandonada se puede obtener y despejar de todas las estructuras a través del derecho de expropiación. Incluso si el resultado final es un lote vacío, y no todos "utilizan" la tierra, se podría argumentar que esto beneficia a la comunidad en su conjunto, debido a la mejora estética de su remoción.

No obstante lo anterior, la mejor forma de llegar a un acuerdo justo, puede ser con la ayuda y asesoría de un abogado, no deje de consultar sus derechos en caso de requerirlo.