Violencia doméstica

La prevalencia de la violencia doméstica es, sin duda, uno de los principales problemas de salud en Estados Unidos actualmente. Comprender su definición podría ayudarlo a tomar medidas más efectivas si se encuentra atravesando por alguna manifestación de abuso. En algunos casos, es posible que los abusadores ni siquiera se den cuenta de que están infligiendo violencia doméstica a otra persona. Por su parte, las víctimas no pueden tomar medidas contra sus abusadores si no se dan cuenta de que el comportamiento que están experimentando es, de hecho, violencia doméstica, la cual es penada por la ley norteamericana.

Ante esta situación, es de suma importancia que las personas comprendan la definición exacta de violencia doméstica y las muchas formas que esta puede adoptar, por si usted o algún ser querido se encuentra enfrentando un problema similar. Esta sección le proporcionará información útil en relación a la violencia doméstica, comenzando por la identificación de signos de alerta temprana y sus posibles síntomas a fin de que pueda protegerse del abuso físico, sexual, emocional o financiero que esto conlleva.

Definición de violencia doméstica: Tipos de abuso

Según la Oficina de Violencia contra las Mujeres del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, la definición de violencia doméstica hace referencia a un patrón de comportamiento abusivo en cualquier relación de pareja donde un individuo emplea actos agresivos para mantener el control sobre la otra persona. Muchos tipos de abuso están incluidos en la definición de violencia doméstica:

El abuso físico puede incluir desde golpes, mordeduras y bofetadas, hasta quemadas, cortadas, entre muchas otras muestras de daño (cualquier tipo de comportamiento violento infligido a la víctima). El abuso físico también ocurrir al negarle a la persona afectada el tratamiento médico que necesite u obligarla a consumir drogas o alcohol sin su consentimiento.

El abuso sexual ocurre cuando el abusador coacciona o intenta forzar a la víctima a tener contacto íntimo o sexual sin su consentimiento. Esto a menudo toma la forma de violación conyugal, donde además de la invasión de intimidad puede ocurrir violencia física después de forzar el acto sexual, degradando sexualmente a la víctima o incluso maltratándola psicológicamente con chistes sexuales a sus expensas.

El abuso emocional implica invalidar o suprimir el sentido de autoestima de una persona. El abuso emocional a menudo se puede evidenciar mediante críticas constantes, insultos, perjudicando la relación de un padre con sus hijos o interfiriendo con las capacidades de la víctima.

El abuso económico ocurre cuando el abusador logra o trata de hacer que la víctima dependa financieramente de él. Por lo general, los abusadores económicos tratan de mantener el control total sobre los recursos financieros de la víctima, negándole acceso a los fondos bancarios o prohibiéndole que asistan a la escuela o tengan un trabajo.

El abuso psicológico involucra al abusador invocando el miedo a través de la intimidación; amenaza con lastimarse físicamente a sí mismo, a la víctima, a los niños, a la familia o amigos de la víctima o a sus mascotas; destrucción de propiedad y aislar a la víctima de sus seres queridos.

Las amenazas de golpear, herir o usar un arma son también una forma de abuso psicológico.

El acoso surge cuando constantemente se sigue, espía, observa y hostiga a una persona, además de presentarse en el hogar o el trabajo de la víctima, enviar regalos no deseados, recopilar información personal, hacer llamadas telefónicas, dejar notas escritas sugestivas. Estos actos individualmente son típicamente legales, pero cualquiera de estos comportamientos realizados de manera continua resulta en un crimen de acecho.

El acoso cibernético hace referencia a las acciones realizadas en línea o mediante constantes correos electrónicos que pueden causarle una angustia emocional severa a la persona que los recibe.

Definición de violencia doméstica: Víctimas

Las definiciones de violencia doméstica reconocen que las víctimas pueden ser cualquier persona, independientemente de su origen socioeconómico, nivel de educación, raza, edad, orientación sexual, religión o género. La violencia doméstica fue referida anteriormente como abuso de la esposa. Sin embargo, este término se abandonó cuando se cambió la definición de violencia doméstica para reflejar que las esposas no son las únicas que pueden ser víctimas de violencia doméstica. La definición de violencia doméstica ahora reconoce que las víctimas pueden ser:

  • Esposos
  • Citas / Pareja íntima
  • Miembros de la familia
  • Niños
  • Cohabitantes

Hoy en día, muchos piensan que una víctima de violencia doméstica sólo puede obtener una orden de protección sólo si está casada, pero esto en realidad es un mito, puesto que la mayoría de los estados en el país permiten que cualquier individuo que vive junto a su pareja sin estar legalmente casados pueda obtener órdenes de protección si se encuentra frente a un comportamiento abusivo (también conocidas como órdenes de restricción temporales u órdenes de protección de emergencia). De la misma forma, algunos estados permiten que las víctimas de parientes adultos abusivos, compañeros de cuarto o incluso parejas que no conviven juntas, obtengan órdenes de protección. Las leyes de cada estado son diferentes, por lo tanto, resulta conveniente consultar el marco legal del estado donde reside.

Violencia de pareja

La violencia de pareja es otra forma de violencia doméstica. La Ley de Violencia contra la Mujer define la violencia de pareja en base a la relación entre un abusador y su víctima. La violencia de pareja es cometida por una persona en una relación social, romántica o íntima con la víctima. La existencia de dicha relación se determina utilizando los siguientes factores:

  • La duración de la relación.
  • El tipo de relación.
  • La frecuencia de interacción de los involucrados.

¿La definición de violencia doméstica se aplica a su situación? Pregunte a un abogado

Una definición completa de violencia doméstica abarca muchas formas de abuso y comportamiento negativo. La violencia doméstica es un crimen destructivo que conlleva daños que alteran la vida de todos los involucrados. En caso de que posea confusión o preguntas acerca de cómo la ley puede abordar sus inquietudes sobre violencia doméstica, contacte a un asesor legal especializado en derecho de familia que se encuentre cerca de usted.