Tutela y guardia

¿Qué es una tutela legal?


La denominación de tutela legal hace referencia a la relación que establece un tribunal donde una persona actúa para el beneficio y protección de otra. Un individuo que recibe los servicios de un tutor legal se le denomina “pupilo", puede ser un niño o menor de edad cuyos padres no puedan hacerse responsables, por lo general debido a muerte o incapacidad.De la misma forma, a ciertos adultos con discapacidades físicas o mentales también se les puede asignar un tutor legal.

Actualmente existen diferentes clases de tutelas legales, como tutelas temporales, tutelas de emergencia y tutelas de adultos. Sin embargo, la tutela casi siempre se refiere a las partes no parentales que asumen la responsabilidad legal de un niño.
En la mayor parte de los casos, la acción tutelar no elimina una relación existente entre padres e hijos. Es decir, el padre puede solicitar al tribunal que ponga fin a una tutela, demostrando que esa decisión es la de mayor conveniencia para los intereses del niño. La adopción es similar a la tutela legal, la diferencia radica en que la adopción es más permanente.


¿Quién puede ser un tutor legal?


Un tutor legal puede ser cualquier persona mayor de edad (18 a 21 años según las leyes de cada estado), una persona en capacidad de atender las necesidades del niño, incluyendo refugio, alimentos, educación y atención médica. El tribunal en cada caso específico y particular determinará si el adulto que solicita ser tutor es capaz de cuidar adecuadamente al niño.


¿Cómo se puede establecer la tutela legal de un niño?


Puede conseguir la tutela legal de un niño elevando una petición que exprese su interés en obtener la tutela junto con una tarifa de presentación. Una vez que haya presentado la petición, el tribunal evaluará si la tutela es apropiada de acuerdo con el estándar de "interés superior del niño". El tribunal recopilará hechos, realizará entrevistas y posiblemente solicitará una verificación de antecedentes antes de tomar una decisión.


¿Cuáles son las diferencias entre la tutela legal y la custodia de los hijos?


Si bien la custodia de un infante puede proporcionar derechos y responsabilidades al padre del niño, una tutela legal le brinda derechos similares a alguien que no sea el padre del niño. Ambas relaciones requieren asegurar el bienestar del menor, pero las responsabilidades de un tutor legal pueden ser mayores dependiendo del tipo de custodia establecida. Por ejemplo, un tutor tiene el poder de tomar decisiones legales en nombre de un niño, sin embargo, un padre que posea la custodia física de un niño pero no la legal, no tendrá la potestad para tomar decisiones por el menor.


¿Cuáles son las diferencias entre la tutela legal y una adopción?


La tutela, así como la adopción, generan relaciones legales entre un niño y un adulto que le otorgan ciertos derechos y obligaciones al segundo. Sin embargo, una tutela no elimina la relación legal que existe entre un niño y sus padres biológicos.


Por el contrario, la adopción cambia permanentemente la relación legal entre un niño y sus padres biológicos. Los padres adoptados se convierten en los padres legales del niño, mientras que, los padres biológicos renuncian a todos los derechos de paternidad que tenían con el niño.


¿Qué sucede si un padre ya posee la custodia del niño?


Si un padre es el poseedor de la custodia legal de un niño, un tribunal, por lo general, no va a intervenir ni a designar un tutor legal. Es una determinación de parte de práctica de los tribunales no interferir en una relación entre el niño y los padres, si el acuerdo de custodia es lo más conveniente para los intereses y el bienestar del niño. Solo si los padres ya no pueden cuidarlo, se   considerará una tutela legal.


Una tutela legal recién establecida puede afectar los horarios de visita con relación a un acuerdo de custodia anterior. Por ejemplo, suponiendo que una pareja se divorció, con la madre adquiriendo la custodia completa del niño y el padre recibiendo los derechos de visita los fines de semana. Si por alguna razón la madre queda incapacitada y se tiene que nombrar un tutor legal, es probable que el tribunal tenga que revisar los derechos de visita del padre, otorgados anteriormente antes que la madre haya sido incapacitada.


Existen diversas formas en las que una tutela legal puede llegar a su fin:
El niño muere.

  • El niño llega a la edad de 18 años.
  • Un juez decide que ya no se requiere la tutela.
  • El tutor pide a la corte que sea relevado de su tutela.

¿Necesita un abogado para asuntos de tutela legal?


Las leyes que rigen la tutela legal a menudo pueden ser complejas, especialmente si también están involucrados los problemas de custodia de los hijos. Si tiene alguna inquietud legal relacionada con la tutela legal, puede comunicarse con un abogado de familia. Su abogado puede asesoralo y colaborarle con los procedimientos de tutela legal, y puede representarlo ante un tribunal si surge alguna reclamación legal.