Paternidad

Los desarrollos tecnológicos que diariamente nos sorprenden, traen consigo evoluciones de carácter científico que conllevan a la práctica de pruebas de laboratorio para determinar entre muchos factores, la paternidad de una forma confiable y precisa desechando métodos que se utilizaban en el pasado, a través del análisis ADN, análisis que incluye la identidad genética de un individuo al someterlo a esta prueba. En la actualidad, las entidades dedicadas a la salud realizan estas pruebas, pruebas que cada vez están más al alcance de la sociedad en términos de costo y ubicación, razón por la cual, un sinnúmero de los procesos de identidad paternal, se pueden resolver previamente al juicio. Por lo tanto, consiguiente, las querellas y solicitudes para determinar la paternidad de un ser humano, especialmente un niño, están generalizadas, más a la mano, más comunes y aceptadas por toda la sociedad.

Hay tres maneras conocidas para establecer la paternidad de un menor; la primera, a través de una declaración juramentada de paternidad, segundo, por una orden administrativa basada en resultados de pruebas genéticas de ADN, y tercero, por una orden judicial. Existen leyes en algunos estados de la Unión, que determinan que las personas que firman la declaración juramentada de paternidad renuncian al derecho de presentar una acción judicial o administrativa para establecer la paternidad del niño, exceptuando los fines de la rescisión de la declaración jurada. Si el resultado obtenido de la prueba genética a través del ADN relaciona la identidad del padre, se producirá una orden administrativa de paternidad.

Los hijos nacidos de personas solteras no podrán tener de manera inmediata la figura de un padre legal, sin previamente tener en su poder una orden administrativa de paternidad que demuestre la identidad del padre, sin embargo, algunos estados aceptan el establecimiento de la paternidad mediante el diligenciamiento de un formulario de reconocimiento de la paternidad sin una acción formal del Tribunal.

Razones para establecer la paternidad:

Identidad: darle al niño una identidad necesaria.

Salud: es de suma importancia tener conocimiento acerca del historial médico de los padres para la atención médica y el tratamiento del menor.

Beneficios: la determinación de la paternidad permitirá que el niño esté cubierto por el seguro de salud, la seguridad social, la herencia y los beneficios de veteranos.

Asistencia pública: paternidad también significa que las partes pueden buscar asistencia pública donde califiquen.

Herencia: el reconocimiento de la paternidad facilita reconocer el derecho al hijo por sucesión, herencia o distribución, a tomar propiedad real y personal de su padre y madre.

Información de paternidad por estado

Cada estado produce sus propias normas legales y requisitos particulares para establecer la paternidad de un menor. Las demandas en ese sentido comúnmente son presentadas por la madre que generalmente requiere de una pensión alimenticia por parte del padre.

Existen dos formas para establecer legalmente la paternidad de un niño: primera, reconocimiento voluntario por parte de los padres, segunda, a través de procesos legales establecidos por el estado, que incluyen pruebas genéticas. Si un presunto padre está domiciliado en otro estado y no responde a una queja formal debidamente presentada por un tribunal, se puede emitir un fallo en su contra estableciendo su responsabilidad paternal. Igualmente, se podrá emitir una orden judicial para obligarlo con la manutención de sus hijos. En el evento que el padre se encuentre desaparecido, se puede acudir a los servicios de localización de padres estatales y federales para localizarlo. Los estados deben dar plena fe y crédito a las determinaciones de paternidad hechas por otros estados de acuerdo con sus leyes y regulaciones.

Desafiar la paternidad

En el evento en el que un padre presente una impugnación de un caso de paternidad, el tribunal requerirá que todas las partes (madre, niño y el supuesto padre), deben someterse a pruebas genéticas de ADN, con el propósito de facilitar al tribunal la determinación del vínculo de consanguinidad. Estas pruebas genéticas, por lo general, determinan con un alto grado de precisión, si una persona es el verdadero padre de un niño, y cada estado de acuerdo con el umbral de precisión requerido para probar, podrá determinar que el padre sin custodia es el padre biológico.

Así mismo, el estado puede ordenar pruebas genéticas de un padre potencial incluso si este presenta objeciones ante el procedimiento. Si los resultados de la prueba son positivos, el sindicado puede impugnar los resultados y requerir que se le practiquen nuevas pruebas.

Cómo puede ayudarle un abogado de derecho de familia

Los problemas de paternidad, como la mayoría de los eventos relacionados con el derecho familiar, pueden tener implicaciones de gran alcance, tanto a nivel financiero como emocional, para para enfrentarse a esos problemas legales, es de suma importancia contar con la asesoría de un profesional especializado en el tema, que le pueda brindar respuestas a sus necesidades de forma satisfactoria.

De la misma forma, debido a la complejidad de los procedimientos judiciales, es recomendable asesorarse con un defensor experimentado que pueda para atender los procedimientos judiciales que puedan suscitarse ante los problemas de paternidad, por lo que sí está buscando establecer o desafiar la paternidad mediante una demanda civil, un abogado con experiencia en derecho de familia puede ayudarlo a ofrecer la evidencia correcta de acuerdo con la ley estatal y completar la documentación correspondiente.