Matrimonio homosexual

Con el consentimiento emitido a través del fallo de la Corte Suprema en el año 2015, las parejas del mismo sexo pueden contraer matrimonio legalmente en todos los estados sin excepción en los EE.UU., asumiendo de igual forma, los derechos, privilegios y desde luego, a las mismas protecciones y beneficios que tienen las parejas heterosexuales, tales como la desgravación fiscal, el poder médico de emergencia, el acceso a las leyes de relaciones domésticas, los beneficios conyugales, compensaciones laborales, derechos de herencia y privilegio de testimonio conyugal.

Antes de la decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos, el matrimonio entre personas del mismo sexo sólo 19 estados reconocían los matrimonios entre personas del mismo sexo dentro de su jurisdicción. Los estados que reconocían el matrimonio entre personas del mismo sexo anteriormente eran: California, Connecticut, Delaware, Hawái, Illinois, Iowa, Maine, Maryland, Massachusetts, Minnesota, New Hampshire, Nueva Jersey, Nuevo México, Nuevo York, Oregón, Pennsylvania, Rhode Island, Vermont, Washington y Washington DC.

¿Qué derechos y beneficios ofrecen los matrimonios del mismo sexo?

El matrimonio entre personas del mismo sexo confiere muchos derechos, incluyendo:

Beneficios fiscales: posibilidad de presentar una declaración de ingresos conjunta.

Beneficios de empleo: capacidad de cobrar el seguro de la pareja.

Beneficios médicos: tomar decisiones médicas en caso de que el conyugue quede incapacitado.

Beneficios por fallecimiento: acceso a la sucesión testamentaria.

Vale la pena acotar que esta lista no es exclusiva, pueden existir otros beneficios legales y no legales al contraer matrimonio con una pareja del mismo sexo.

Beneficios del matrimonio entre parejas del mismo sexo

Para los niños

En el caso que la pareja tenga planeando tener o criar hijos, su estatus como pareja afectará en gran medida sus derechos con respecto a sus hijos. Al contraer matrimonio, ambos cónyuges adquieren los mismos derechos y responsabilidades. De presentarse un divorcio, ambas partes pueden buscar los derechos de custodia y visita como cualquier pareja casada. Al morir, el padre sobreviviente se convertirá automáticamente en el padre legal primario.

Las parejas del mismo sexo, de ser elegibles, pueden acceder a la adopción con el objetivo de alcanzar los derechos del niño como padres legales. Si bien ningún estado puede negar la adopción a las parejas del mismo sexo mientras permanezcan casadas, quienes no lo estén, pueden enfrentar desafíos legales al no poseer tal estatus.

Derechos de propiedad conjunta

El matrimonio en la mayoría de los casos genera una presunción de propiedad conjunta sobre los activos acumulados durante la vigencia del matrimonio, esta presunción funciona de manera opuesta para las parejas no casadas, presunción que establece que los bienes le corresponderán sólo a quiénes los adquirieron en primera instancia. Decidir qué presunción funciona mejor para usted puede ser muy útil para decidir si desea casarse o no.

Muerte e impuestos

A través del matrimonio se conjuga un marco legal para enfrentar los problemas que resultan después de la muerte de un conyugue, bien sea en relación con la propiedad, los derechos de los padres o los impuestos. En caso de que se pretenda alcanzar los mismos resultados siendo una pareja no casada, se requerirá invertir tiempo y dinero para establecer una relación similar mediante un contrato, aun así, algunos beneficios no se pueden obtener a través de un contrato, como la ausencia de impuestos en las herencias y donaciones. De igual manera, es de suma importancia que tenga en cuenta que la transferencia de activos de una manera rentable puede ser un proceso complejo para las parejas que no se encuentran casadas.

Beneficios del Gobierno

El matrimonio puede representar una de las razones más importantes, puesto que el gobierno proporciona múltiples beneficios exclusivamente a las parejas casadas. Una pequeña muestra de estos beneficios, tales como los beneficios del Seguro Social, de atención médica, la atención en un asilo de ancianos y la licencia no remunerada de su trabajo para cuidar a los miembros de la familia. Después de la decisión de 2015 de Obergefell, los beneficios federales y estatales están disponibles para todas las parejas legalmente casadas en los estados de la Unión, sean parejas homosexuales o heterosexuales.

Inmigración

Por lo general, el matrimonio legal es la forma más confiable de convertirse en ciudadano de los EE. UU. Incluso parejas del mismo sexo legalmente casadas no tuvieron este acceso a la ciudadanía en virtud de la Ley de Defensa del Matrimonio (DOMA), las uniones entre personas del mismo sexo y del opuesto están en la actualidad igualmente protegidas por la ley federal.

Factores en contra del matrimonio homosexual

División de propiedad

Uno de los efectos del estado de propiedad conjunta del matrimonio es quede presentarse un divorcio, independientemente sobre quien recaiga la culpa, las partes por lo general tendrán derecho a la mitad de la propiedad obtenida durante el matrimonio, dependiendo de si el divorcio se produce en un estado de propiedad conjunta y no sea posea un acuerdo prenupcial. Se debe considerar que esta situación será igualmente aplicable para la responsabilidad con relación a las deudas.

Lo recomendable es asesorarse e informarse sobre el matrimonio homosexual con un profesional especializado.

A partir de la decisión de Obergefell en el año 2015, el matrimonio entre personas del mismo sexo conlleva los mismos derechos y responsabilidades aplicables para los matrimonios heterosexuales, sin embargo, si usted estuvo casado anteriormente o posee ciertos problemas legales que debe resolver antes de casarse nuevamente, es recomendable y sesudo que consulte su caso con un abogado especialista en el área de derecho de familia, quien le podrá proporcionar la ayuda necesaria.