Maltrato conyugal emocional

En un argumento de derecho familiar, el "abuso psicológico" se refiere a los casos en que una persona amenaza sistemáticamente a otra persona con un lenguaje o comportamiento agresivo e intimidante. En muchos casos, el abuso psicológico existe de un cónyuge a otro, o viceversa. El abuso psicológico con frecuencia se conoce como abuso emocional o abuso mental.

El abuso psicológico está muy relacionado con el abuso físico. El abuso psicológico no siempre consigue llevar a la violencia doméstica física. Aunque, la gran mayoría de los casos de violencia doméstica implican algún elemento de abuso psicológico y emocional. En diversos casos de violencia doméstica, la amenaza de violencia física es en sí misma una forma de abuso psicológico.

¿Existen consecuencias legales para el abuso psicológico?

El abuso psicológico logra llevar a varios tipos de problemas legales bajo las leyes familiares. En unos casos, el abuso psicológico puede resultar en:

Una orden de restricción contra el abusador,

Una indemnización por daños y perjuicios para compensar a la víctima por las pérdidas,

En ciertos casos, se pueden presentar cargos penales (especialmente en casos de violencia doméstica física),

Igualmente, el abuso psicológico o emocional puede afectar otros temas como la custodia de los hijos y los derechos de visita. Tal como, en un caso de divorcio, un padre puede perder sus derechos de custodia si el tribunal establece que ha sido psicológicamente abusivo con el hijo.

¿Cuáles son algunas formas de abuso psicológico?

El abuso psicológico frecuentemente aparece en casos de abuso infantil o abuso conyugal. El abuso puede involucrar aspectos tales como:

Usar un tono de voz que sea muy fuerte o extremadamente fuerte, es decir, utilizando gritos amenazantes.

"Alimentando" a la víctima con desinformación y mentiras,

Mandando a la víctima a realizar o presenciar acciones degradantes,

Privar a la persona de diversas necesidades,

Manipular los pensamientos y emociones de la víctima.

Por consiguiente, al analizar un caso de abuso psicológico emocional, el tribunal considerará la totalidad de la situación para determinar el alcance del abuso. En cuantiosos casos, puede ser necesario un testigo experto para ayudar en el análisis de los hechos.

¿Necesito un abogado?

El abuso psicológico es un asunto muy serio y, frecuentemente, desempeña un papel en diversos otros tipos de casos de derecho de familia. Es posible que desee contratar a un abogado de familia si necesita presentar un reclamo que involucre abuso psicológico. Su abogado puede suministrarle representación legal durante el proceso judicial. Al mismo tiempo, su abogado puede ayudarlo con consejos si necesita precisar cualquier duda o disputa.