Derechos del padre

El fenómeno presentado en la actualidad por el creciente incremento en la tasa de padres divorciados o no casados en E.E.U.U., ha llevado a que un importante número de padres haya decidido empezar a examinar sus derechos con respecto a la crianza de sus hijos y la planificación familiar. Los derechos de los padres pueden incluir el derecho a tener un tiempo de crianza con sus hijos, el derecho a ser consultado antes de una adopción y el derecho a ausentarse del trabajo para hacerse cargo del menor. Esta sección contiene toda la información que necesita con el objetivo de comprender los múltiples derechos que posee un padre con relación a sus hijos. Este artículo provee datos relevantes sobre los derechos del padre antes del nacimiento, las propuestas para la reforma del derecho de familia y los casos legales notables en materia del derecho de los padres.

Derechos de los padres y planificación familiar

Al tratarse de la planificación familiar, las decisiones sobre el aborto, la adopción y la crianza de un hijo pueden tener implicaciones a largo plazo para ambos padres. Por ejemplo, si un padre está considerando poner a un niño en proceso de adopción, el otro padre tiene el derecho de objetar y solicitar la custodia del menor. Por su parte, si un padre se opone a darle fin a un embarazo, aún puede ser responsable de la manutención de sus hijos después de su nacimiento. Hoy en día, existen algunos defensores de los padres que han argumentado el derecho de los mismos a "negar su paternidad" y rechazar la responsabilidad financiera o legal de un niño nacido en contra de sus deseos, sin embargo, esta es una postura controvertida en la actualidad.

Derechos de los padres a la licencia parental

Investigaciones a lo largo del tiempo han demostrado que la familia se beneficia cuando los padres se toman un descanso antes de tener un nuevo hijo. Con motivo de lograr una mejor vinculación de los padres con sus nuevos hijos, el Acta Federal de Licencia Familiar y Médica permite doce semanas de licencia no remunerada para ciertos trabajadores cuando un niño nace o es adoptado. Varios estados del país requieren una licencia paterna remunerada, lo que puede ayudar a mitigar el costo de dejar el trabajo para cuidar a un niño.

Custodia del niño

Ambos padres tienen igualdad de oportunidades para adquirir la custodia y visita programada de su hijo. Cuando se otorga la custodia exclusiva, uno de los padres obtiene la custodia legal y física exclusiva sobre el menor. Por otra parte, también existen acuerdos de custodia compartida donde los progenitores comparten la responsabilidad de tomar decisiones por el niño y, a menudo, reparten el tiempo de crianza de manera más equitativa. Varios estados presumen que la custodia compartida es en el mejor interés de un niño, sin embargo, muchos defensores de la crianza de los hijos argumentan que los niños reciben mejores servicios cuando ambos padres desempeñan un papel importante en sus vidas.

Protegiendo el tiempo de crianza

Un acuerdo de tiempo de crianza, a menudo creado o aprobado por un tribunal durante los procedimientos de divorcio, establece el derecho de cada padre a la custodia y el tiempo de visita a su hijo. Sin embargo, pueden existir interferencias en el tiempo de crianza de un menor cuando un padre le niega al otro poder visitar a su hijo, de igual forma, este acto de interferencia puede ser mucho más sutil, como interrumpir intencionalmente la comunicación entre padres e hijos o usar al niño para espiar al otro padre. En casos extremos, la interferencia del tiempo de crianza puede ser un delito grave y los actos malintencionados o alienantes de un padre contra otro pueden llevar a cambios en los acuerdos de custodia y tiempo de crianza.

Cuando un abogado puede ayudar

Si usted es un padre que busca proteger sus derechos, un profesional especializado puede ser un aliado invaluable en situaciones críticas de separación de parejas. Considere ponerse en contacto con un abogado experto en derechos familiares que pueda ayudarlo a proteger sus derechos de custodia, evitar la interferencia con la crianza de su hijo y asegurarse que esté involucrado en las decisiones relacionadas con el futuro inmediato del menor.