Seguro por incapacidad

El seguro por incapacidad otorga parcial o totalmente el salario de un trabajador, si el mismo llegase a quedar incapacitado y no pudiese cumplir con las labores requeridas en su lugar de trabajo. Según el Consejo para la Conciencia sobre la Discapacidad de los Estados Unidos, al menos uno de cada cuatro trabajadores puede quedar discapacitado en algún momento de su carrera laboral, estas discapacidades pueden originarse por accidentes o lesiones en el trabajo, así como de otras enfermedades como el cáncer, un derrame cerebral, o un infarto en el corazón. El seguro de incapacidad puede reembolsar dinero a los trabajadores discapacitados por los ingresos que pierden mientras se recuperan de estas lesiones y/o enfermedades.

¿Por qué obtener seguro de discapacidad?

A diferencia de la discapacidad del Seguro Social, la cual cubre a la mayoría de los trabajadores después de que alcanzan una cierta edad, proporcionándoles un pago en dinero mensual fijo, independientemente del salario del trabajador, el seguro de discapacidad privado puede cubrir aproximadamente el 70 por ciento del salario de un trabajador a cualquier edad en el momento que surja una discapacidad. Algunos trabajadores pueden estar cubiertos por un seguro de discapacidad a través de sus empleadores, pero muchos trabajadores tienen una cobertura limitada o no tienen cobertura alguna. Las personas con poca o ninguna cobertura pueden comprar un seguro privado de discapacidad para proteger su poder adquisitivo y mantener a sus familias en caso de que se les impida trabajar por una enfermedad o lesión, como las anteriormente mencionadas.

Tipos de seguro de discapacidad

Las pólizas de seguro por discapacidad privadas generalmente vienen en forma de seguro de discapacidad a corto plazo o paquetes de seguro de discapacidad a largo plazo. El seguro de discapacidad a corto plazo por lo general cubre las enfermedades incapacitantes hasta por seis meses, mientras que el seguro de discapacidad a largo plazo puede cubrir gran parte del salario de un trabajador durante toda la vida, si es necesario. Muchas compañías de seguros también ofrecen opciones y protecciones adicionales, como ajustes por costo de vida, renovación garantizada y reembolso de algunos pagos de primas, si el trabajador no queda incapacitado dentro de un tiempo específico.

¿Cuánto cuesta el seguro de discapacidad?

El costo del seguro por discapacidad puede variar ampliamente dependiendo de una variedad de factores, tales como:

La ocupación del trabajador.

La salud del trabajador.

Los hábitos de vida del trabajador, como el consumo de tabaco o alcohol, o por el contrario, es deportista y cuida su salud.

La cantidad de beneficios mensuales que el trabajador pretende recibir.

Las opciones de la póliza de seguro por discapacidad

En comparación con otros tipos de seguro, como el de vida o el de automóvil, un seguro por discapacidad puede ser costoso, donde las personas que posean un mayor riesgo de lesiones o enfermedades, como las que laboran en trabajos peligrosos, están expuestos a la contaminación ambiental, manipulan procesos de rayos X, o se encuentran condiciones de salud precaria, probablemente pagarán primas más altas. Sin embargo, dependiendo de las circunstancias de cada persona, el costo del seguro por incapacidad puede prevenir los riesgos de perder una casa o no poder mantener a su familia, en caso de presentarse una discapacidad a largo plazo.

¿Cómo obtengo un seguro de discapacidad?

La mayoría de las personas que adquieren un seguro privado de discapacidad, lo hacen a través de un agente de seguros, tal como lo haría una persona al comprar un seguro de vida o un seguro de vivienda. A fin de recibir una cotización exacta sobre su caso, usted deberá proporcionarle a su agente de seguros información sobre su ocupación, sus ingresos, su edad, cualquier condición de preexistencia de una enfermedad actualmente y cualquier dependiente que se respalde con su salario. Sobre la base de esta información, el agente evaluará la probabilidad de que usted pudiese quedar incapacitado y determinará una prima mensual o anual, que deberá pagar con el fin de recibir los beneficios posteriores.

Seguro de discapacidad: aspectos legales

Si bien el seguro de discapacidad puede proporcionar a sus asegurados muchos beneficios y protecciones específicas, los mismos no están exentos de los problemas legales que puedan surgir en el camino (como ocurre con cualquier contrato). Al momento que los asegurados presentan una reclamación por haber quedado discapacitados, esta puede ser desestimada en caso que las pólizas no cubran con cierto tipo de lesiones o porque la compañía de seguros no está de acuerdo con las recomendaciones y conclusiones del médico, que determinan que el titular de la póliza se encuentre verdaderamente incapacitado.

De hecho, algunas pólizas de seguro de discapacidad, especialmente las proporcionadas por los empleadores, se encuentran fuertemente reguladas por reglas y procedimientos complicados, por lo que si un titular de una póliza no cumple con los requisitos que se exigen, su solicitud puede ser rechazada. Por su parte, los asegurados cuyos reclamos son negados, a menudo enfrentan procesos complejos de apelación, lo que hace que inviertan dinero de su bolsillo mientras sus reclamos son reconsiderados por la compañía de seguros o el juez a cargo.

Proteja sus intereses: llame a un abogado especializado en discapacidad

Bien sea que su póliza de seguro de discapacidad sea a corto, mediano o largo plazo, o la misma sea patrocinada por el empleador o de forma privada, usted pudiese tener problemas legales que requieran la mano experimentada de un abogado experto en discapacidad. Los abogados pueden no ser económicos, pero el costo de no obtener ayuda legal a veces puede ser devastador. Busque un abogado especializado en leyes de discapacidad en su área y siéntase tranquilo antes de presentar la solicitud.