Seguro de vida

El seguro de vida puede ser un factor fundamental al momento de realizar una planificación patrimonial, especialmente para los padres de niños pequeños o niños discapacitados. El propósito de una póliza de seguro es proporcionarles un respaldo monetario a los beneficiarios tras la muerte prematura, o no necesariamente temprana del asegurado. Para una persona que no recibe ingresos regulares de inversiones u otros activos, una póliza de seguro puede reemplazar el ingreso perdido.

Tipos de seguros de vida

Al momento de planificar su futuro, es fundamental tener una idea clara sobre las diferentes opciones de pólizas de seguro de vida que usted pudiera elegir. Saber exactamente lo que desea, implica tomar una decisión consciente entre adquirir una póliza individual que sólo lo aseguraría a usted o una de supervivencia, la cual podría dejar beneficiarios si usted falleciera, como un conyugue, un hijo, un miembro de la familia, o a cualquier persona o personas que quiera beneficiar. A continuación se presentan los tipos más comunes de seguros existentes hoy en día:

Seguro de vida a término: esta suele ser la opción más económica, puesto que solo está asegurado por un cierto período de tiempo, como los 5, 10 o 20 años que paga las primas, sin generar una reserva de efectivo separada.

Seguro de por vida: esta póliza le proporciona seguridad durante toda su vida, siempre y cuando continúe haciendo los pagos de la prima fija. Esos pagos también acumulan una reserva de efectivo y sirven como un tipo de inversión.

Seguro de vida universal: esta es similar a la póliza de por vida, excepto que ofrece más flexibilidad en términos de poder cambiar la cantidad de seguro de vida y los pagos de primas. Este método también construye una reserva de efectivo.

Seguro de vida variable: esto permite que el asegurado invierta las reservas de efectivo (impuestos diferidos) en acciones, bonos y valores, y el asegurador garantiza un cierto rendimiento de la inversión realizada.

Leyes estatales comunes que regulan los seguros de vida

Los estados pueden variar en la forma en cómo regulan la industria de seguros, a continuación, se muestran algunas legislaciones comunes en los Estados Unidos en materia de seguros de vida.

Períodos de revisión gratuita: permiten que un nuevo titular revise su póliza durante un período de tiempo específico, con la opción de cancelarla para obtener un reembolso completo.

Períodos de gracia: estos otorgan al asegurado una cierta cantidad de tiempo para realizar el pago de una prima vencida antes de que la póliza pueda caducar. También especifica que los beneficiarios deben ser pagados si el asegurado fallece dentro del período de gracia.

Pago oportuno de reclamaciones: muchos estados requieren que las compañías de seguros realicen pagos de una reclamación dentro de un período de tiempo específico, o enfrentarán multas e intereses adicionales.

Garantías de seguro: muchos estados también mantienen un fondo que cubrirá un cierto monto de póliza si su compañía de seguros de vida deja de operar.

Información personal: algunas leyes estatales también regulan lo que las compañías de seguros pueden hacer con su información personal.

Los deberes de una compañía de seguros de vida

Tal y como se mencionó anteriormente, cada estado tiene su propio código de seguro que detalla las obligaciones específicas que deben cumplir las compañías de seguros en los Estados Unidos. Sin embargo, a estas empresas por lo general se les exige que actúen de buena fe y eviten tratos injustos contra sus clientes. Esto incluye investigar y pagar los ingresos en un plazo razonable, proporcionar una explicación por escrito de los reclamos rechazados y abstenerse de prácticas de liquidación desleal. Si está tratando con una compañía de seguros que actúa de manera injusta o engañosa, es posible que pueda presentar una demanda de mala fe o presentar una queja ante el comisionado de seguros de su estado.

Impuestos y beneficios de los seguros de vida

Las leyes tributarias relacionadas con las primas de seguros de vida pueden ser bastante complejas. Pero por lo general, los pagos de primas no son deducibles y los ingresos de la póliza que recibe como beneficiario no se cuentan como ingresos brutos. Sin embargo, algunos de estos ingresos pueden estar sujetos a un impuesto de patrimonio, por lo que se recomienda hacer uso de un fideicomiso de seguro de vida irrevocable, el cual puede proporcionar los siguientes beneficios:

Reducir el tamaño del patrimonio ante los efectos de los impuestos.

Proteger el valor en efectivo de su póliza ante los acreedores.

Controlar cuándo, cómo y por qué sus beneficiarios reciben beneficios de la póliza.

Ayuda a proteger los beneficios de un beneficiario que recibe ayuda del gobierno.

Existen diversas formas de establecer una póliza de seguro de vida tomando en cuenta las respectivas implicaciones fiscales, dependiendo de cómo sean sus circunstancias personales y las leyes fiscales federales y estatales vigentes, se podrá determinar cuál es la solución más sensata para usted.

¿El seguro de vida está protegido contra los acreedores?

La respuesta aquí nuevamente depende de las leyes que sean aplicables en su estado de residencia. En algunas jurisdicciones, los acreedores pueden confiscar el valor en efectivo de una póliza de seguro de vida si lo posee a su nombre. En otros, el valor en efectivo y los beneficios por muerte están protegidos de forma parcial o total ante los acreedores. Este es otro escenario en el que pudiese establecer un fideicomiso para proteger sus activos y los intereses de sus beneficiarios.

Obtenga asesoramiento legal con respecto a su póliza de seguro de vida

Dependiendo de su situación, son diversas las opciones legales que posee con relación a los diferentes seguros de vida, las cuales son importantes tener en cuenta antes de tomar una decisión. Independientemente que esté pensando en adquirir una póliza de seguro de vida, gestionar un reclamo o se encuentre lidiando con una compañía de seguros, lo más recomendable es contactar a un abogado experto que le sirva de apoyo para profundizar en el marco legal y le aconseje cómo proteger mejor sus bienes, su futuro y el de sus seres queridos.