Seguro de atención médica a largo plazo

A diferencia del seguro de salud tradicional, el seguro de cuidado a largo plazo está diseñado para cubrir servicios y apoyos a largo plazo en materia de cuidado personal y custodia, donde podrá planificar si su estadía será en su hogar, en una organización comunitaria o en cualquier otro centro de asistencia. Por su parte, las pólizas de seguro de cuidado a largo plazo reembolsan a los asegurados una cantidad diaria (hasta un límite preseleccionado) por tales servicios con el fin de ayudar con las actividades de la rutina diaria, como bañarse, vestirse o comer. Hoy en día existe una gran gama de opciones de atención y beneficios que le pueden permitir obtener los servicios que necesita.

Desde otro punto de vista, el seguro de atención a largo plazo (o LTC) es a menudo prohibitivo por su elevado costo y no siempre cubre lo que usted pudiese demandar por el valor asumido, de hecho, muchas personas pueden pagar más por sus primas de seguro de LTC de lo que posiblemente nunca se le pagaría a un proveedor de LTC directamente. Aun así, esto puede representar una opción inteligente para algunas personas que quieran asegurar su futuro, por lo tanto, si está interesado, tendrá que tener en cuenta la oferta de seguros que existen en el mercado en contraposición con sus necesidades personales.

Las probabilidades que pueda necesitar un centro de atención a largo plazo

De acuerdo con un informe publicado en 2016 sobre la atención a largo plazo, se conoció información mediante la cual se estableció que más de dos tercios de los individuos de 65 años o más, requerirán algún tipo de atención a largo plazo y tienen un 46% de probabilidades de terminar en un hogar para adultos mayores y/o ancianos. El informe estima que, en promedio, un estadounidense que cumplió 65 años en 2015 gastará $ 138,000 dólares en costos de servicios de atención en salud a largo plazo.

Si bien un tercio de los estadounidenses de 65 años no necesitarán atención a largo plazo en lo absoluto, aproximadamente el 20% de este grupo demográfico si lo necesitará por al menos cinco años, según las estadísticas del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS). El costo promedio anual de una habitación privada en un asilo de ancianos de los Estados Unidos es de $92,376 dólares, lo que significa que una quinta parte de los estadounidenses incurrirá en costos cercanos a los $500,000 dólares.

Dependiendo de su salud, los factores genéticos y el nivel de apoyo, es posible que tenga un 50% de probabilidades de necesitar atención a largo plazo en un determinado momento. El costo de la atención en hogares de ancianos puede variar según su ubicación geográfica y niveles de cuidado.

Seguro LTC: ¿Es una apuesta segura?

Para algunas compañías de seguros privadas les resulta práctico emplear tácticas de miedo para asustar a las personas con el objetivo de que adquieran un seguro de LTC, sin embargo, los hogares de ancianos e instalaciones de atención residencial rara vez expulsan a los ancianos a la calle, debido a las protecciones que ofrecen las leyes de Medicare. Es importante tener en cuenta que Medicare también posee ciertas limitaciones y es que este programa solo cubrirá una estadía corta en un hogar para ancianos.

Si por su parte posee activos que excedan el valor de su hogar en más de $300,000 dólares, o desea prever los cuidados futuros, el seguro de LTC puede ser una apuesta segura para usted. Esto se debe a que el seguro LTC para las personas en esta categoría se considera más una red de seguridad que una inversión.

De manera alternativa, los estadounidenses mayores pueden optar por colocar su dinero en inversiones de alto y bajo riesgo, como un fideicomiso de inversión en bienes raíces (REIT), bonos municipales, anualidades o notas del Tesoro de los Estados Unidos a fin de preservar su capital para cubrir con necesidades que se puedan suscitar posteriormente.

El mejor momento para comprar un seguro LTC

La mayoría de las personas que compran un seguro LTC lo adquieren a una edad promedio de 65 años. Antes de esta edad, la mayoría de las personas no pueden predecir su futuro financiero hasta tal punto que sepan a qué tipo de finanzas se enfrentarán, sin embargo las personas que postergan la decisión hasta que son mayores, a menudo enfrentan primas naturalmente caras. Por lo tanto, si está considerando pagar por un seguro LTC para usted mismo, lo recomendable es que tome una decisión al llegar a los 65 años.

Determinar si el seguro de LTC es adecuado para usted

En caso de que usted posea un ingreso mensual alto (donde la prima del seguro es menor al 5 por ciento de su ingreso mensual), el seguro LTC puede no ser la solución adecuada para usted, puesto que debe tener en consideración que su ingreso mensual puede disminuir al momento de su jubilación, y que las primas para el seguro de LTC probablemente aumentarán en la medida en que vaya envejeciendo.

Observe detenidamente los siguientes factores al determinar si necesita un seguro de LTC:

Edad: si tiene menos de 65 años, es posible que no sepa cuáles serán sus necesidades dentro de 20 o más años (aunque las primas serán mucho más bajas); pero si tiene más de 65 años, las primas serán considerablemente más altas.

Salud: si tiene una condición de salud grave, puede ser difícil obtener cobertura, someterse a exámenes para detectar prexistencia de enfermedades, que no cubriría el seguro, o puede ser sumamente costoso.

Ingresos: si califica para Medicaid, el cual paga la atención limitada en un asilo de ancianos, también puede significar que no puede pagar las primas del seguro LTC; en cualquier caso, considere calcular sus ingresos en el futuro.

Impuestos: es posible que pueda deducir el valor de sus primas de sus impuestos si son más del 7.5 por ciento de su ingreso bruto ajustado.

Familia y amigos: si su familia y amigos están dispuestos a ayudarlo con ciertos aspectos de su atención, es posible que no necesite tanto dinero para la atención futura (también puede optar por la atención domiciliaria).

¿Tiene preguntas sobre el seguro de LTC? Un abogado de atención médica puede ayudar

Si bien la decisión de adquirir un seguro de cuidado a largo plazo depende de muchos factores diferentes, incluyendo su situación financiera y su salud personal, también puede tener preguntas sobre la ley y las regulaciones de salud, por lo que se recomienda ponerse en contacto con un abogado de atención médica, para obtener más información sobre cómo planificar su salud y su futuro.