Derecho de Seguros

Derecho de Seguros

Anteriormente, los seguros no eran considerados como una actividad mercantil, por lo cual no existía ninguna ley o reglamento por parte del estado que pudiera regir a las empresas de seguro.   Con el paso del tiempo y después de suscitarse una serie de eventos determinantes, el Congreso de Estados Unidos finalmente estableció leyes y normativas que le permitieran a los estados la potestad de controlar las aseguradoras del país, tanto que, hoy por hoy, la mayoría de las personas tienen la oportunidad de asegurar sus hogares, automóviles, salud, su vida propia y la de sus seres queridos. Comprender qué tipo de seguro necesita y cómo entender su póliza lo ayudará a tomar decisiones más asertivas. En esta sección podrá encontrar una amplia gama de temas relacionados con los seguros, incluidos resúmenes de los distintos tipos de pólizas, cómo presentar una reclamación, sus opciones legales ante situaciones de emergencia, entre otras.

¿Necesita un seguro?

En la actualidad existen muchos eventos para los cuales se haga necesario adquirir un seguro. Por ejemplo, los créditos hipotecarios lo exigen, al igual los estados requieren tener un seguro por parte de los automovilistas, que responda frente a la responsabilidad civil. Así mismo, los médicos y abogados también deberán contar con un seguro a fin de protegerse contra el costo de una demanda potencial por negligencia profesional. Mientras tanto, la mayoría de los empleadores deben tener un seguro como compensación para sus trabajadores, de forma que, puedan cubrir lesiones y enfermedades relacionadas con el trabajo de sus empleados.

De igual manera, muchas pólizas de seguro son voluntarias, puesto que estar asegurado permite mantener un estado de tranquilidad frente a situaciones de emergencia como accidentes, muertes de familiares, eventualidades profesionales o incluso catástrofes naturales. En ese caso, si vive en un área del país que sea propenso a los terremotos, por ejemplo, podría considerar obtener un seguro contra los mismos. Desde otra perspectiva, un agricultor cuyo sustento depende de la salud estacional de sus activos vulnerables, puede adquirir un seguro de cosecha.

Como se puede apreciar, el tipo de seguro realmente depende de lo que cada persona u organización tenga que perder o tenga que responder, y la probabilidad de que ocurra un evento de este tipo y el efecto que tendría en sus finanzas.

Tipos de seguros

Actualmente casi todo puede asegurarse, esto se evidencia debido a que existe un "interés asegurable" cuando se obtiene un beneficio (financiero o de otro tipo) por la existencia del elemento asegurado, así mismo, las vidas de los miembros de su familia y sus seres queridos también pueden estarlo mediante un pago disponible para el asegurado en el caso de que ocurriese algún fallecimiento. 

Adicionalmente existen algunos tipos de seguros a los cuales también se les pudiera hacer mención como por ejemplo el seguro para inquilinos, el seguro dental, el seguro contra inundaciones, seguro de barco, seguros de crédito, seguros de mala fe, entre otros. En el contexto de los seguros, el término "mala fe" se refiere a las tácticas engañosas utilizadas por las compañías de seguros para estafar a los asegurados confiados o reclamaciones de seguros presentadas de mala fe (como el fraude de seguros). En cualquier caso, una de las dos partes no está cumpliendo con sus obligaciones legales con la otra. Por ejemplo, si una aseguradora de salud se resiste a un procedimiento médico costoso que el cliente haya cubierto, el asegurado puede presentar un reclamo por agravio de mala fe contra la aseguradora.

Subcategorias