Defectos de construcción

La adquisición de una vivienda suele significar un logro muy importante y por lo general representa la inversión financiera más valiosa para cualquier familia o individuo, puesto que es lugar donde viven, pasan el mayor tiempo, descansan y crían a sus familias. Desafortunadamente, cientos de miles de propietarios en Estados Unidos han actuado de forma despreocupada al adquirir su casa y posteriormente se han percatado que la vivienda posee algún tipo de defecto de construcción, lo cual podría costarle miles de dólares para su reparación, depreciando el valor de la propiedad y/o en muchas ocasiones, forzándolos a abandonar su residencia, quebrantando la felicidad del hogar.

Son muchos los defectos involucrados en la construcción de una vivienda, estos errores constructivos pueden cubrir un espectro que abarca desde problemas menores como clavos reventados pequeñas grietas y pintura desgastadas hasta situaciones realmente graves en las que una casa puede ser demolida. Algunos casos pueden involucrar fugas de gas, cableados peligrosos, humedades, entre otros problemas como diseños defectuosos, violaciones de código, cimientos agrietados, mano de obra deficiente y estructuras inseguras.

Ante esta situación, es de suma importancia que al comprar una propiedad, proteja su inversión y aprenda sobre los aspectos básicos del mantenimiento de una casa, por lo que se recomienda que sea capaz de detectar defectos peligrosos de forma temprana en su hogar a fin de que pueda reclamar a los constructores, hacer las reparaciones necesarias y evitar así lesiones graves de algún miembro de su familia. Así mismo, debería manejar información sobre la ley de construcción estadounidense, los convenios de bienes raíces y otros temas legales de forma que, no tenga que pagar las reparaciones que no sean de su responsabilidad, porque las haya cometido otro. Estos artículos cubren los defectos comunes que ocurren en la construcción de viviendas, consejos sobre responsabilidad legal por defectos en el hogar y más.

Defectos de construcción: Fundamentos

En la mayoría de los estados, los propietarios tienen un tiempo limitado para presentar una reclamación por defectos de construcción. Una vez que el estatuto de limitaciones haya expirado, los propietarios de viviendas pueden quedarse atascados con el defecto, sin embargo, algunos estados pueden permitir juicios siempre que se presenten dentro del límite de tiempo posterior a la fecha del descubrimiento. Por ejemplo, es posible que no sepa que el constructor utilizó un material de construcción defectuoso hasta que remodele su propiedad y descubra tal defecto.

Tipos de defectos de construcción

Todas las viviendas requieren de mantenimiento regular y reparaciones ocasionales, pero los defectos de construcción son esencialmente errores en el diseño, materiales empleados de baja calidad o la construcción per sé, incluyendo bases inestables o agrietadas, intrusión de agua o superficies desiguales causadas por suelos expansivos, por mencionar algunos. Los principales tipos de defectos de construcción en Estados Unidos son los siguientes:

Defectos de diseño: Estos problemas son causados por diseños arquitectónicos o de ingeniería que no fueron ejecutados correctamente o que no funcionaron como se esperaba inicialmente. Un techo mal diseñado podría provocar la filtración de agua o inestabilidad de la estructura de la vivienda.

Defectos en los materiales: A veces, los materiales mal diseñados o fabricados pueden causar problemas importantes, como ventanas con filtraciones o tapajuntas deterioradas.

Defectos de construcción: Incluso con el diseño y los materiales adecuados, la mano de obra negligente puede crear una cascada de problemas. Por ejemplo, el hecho de no instalar una ventilación adecuada puede resultar en la aparición de humedades adicionales y aparición y expansión de moho.

Defectos del subsuelo: Si bien estos defectos se relacionan con el terreno real sobre el que se construye la casa, se convierte en un defecto si los constructores no tienen en cuenta el nivel freático, cambios de suelo o las laderas empinadas.

Responsabilidad por defectos de construcción

Cuando se enfrenta un caso con relación a un defecto de construcción, el primer paso es determinar si se trata de un defecto en el diseño, en los materiales, en la construcción o en el subsuelo. La parte responsable puede no ser fácilmente aparente al principio, particularmente porque muchas partes están involucradas en la construcción de una vivienda (incluidos subcontratistas, arquitectos, proveedores y fabricantes). Entonces usted y su abogado querrán determinar la causa apropiada de la acción, donde las acusaciones suelen incluir uno o más de los siguientes términos:

Negligencia

Esta es quizás la alegación más común cuando se detecta una falla por un defecto de construcción. Ser negligente es fallar en su obligación de ejercer el mismo nivel de cuidado, habilidad y conocimiento que una persona razonable en la misma profesión, si su constructor no lo hizo, entonces él o ella son negligentes y, por lo tanto, responsables de la falla estructural que presenta su vivienda.

Incumplimiento de contrato

Incumplir el contrato es fallar con una o más de las responsabilidades establecidas en el contrato estipulado entre las partes. Si el acuerdo establece específicamente que todas las encimeras y tocadores de los baños deben ser de una cierta calidad de mármol, pero el constructor recorta las esquinas y obtiene una alternativa más económica, entonces estos son responsables. Con este tipo de reclamos, los tribunales generalmente se rigen por la "doctrina del desempeño sustancial", en el cual el constructor paga la diferencia en el valor de la vivienda que resulta de la violación.

Incumplimiento de la garantía

Las garantías con respecto a la condición de una propiedad a menudo son establecidas por los desarrolladores en la documentación de compra presentada a los propietarios. Por su parte, los tribunales han sostenido que existen ciertas garantías implícitas con respecto a una casa, por lo tanto, si las paredes exteriores se desintegran después de la primera lluvia, puede considerarse un incumplimiento de la garantía, incluso si la garantía no menciona específicamente las paredes exteriores.

Responsabilidad objetiva

La mayoría de las jurisdicciones imponen una responsabilidad estricta al contratista por incumplimientos de la garantía implícita de habitabilidad. Una casa construida en Vermont que no posea un aislamiento adecuado puede considerarse un incumplimiento de esta garantía implícita, lo que genera una responsabilidad estricta que exige que el constructor tome medidas al respecto.

Fraude y tergiversación negligente

Si el desarrollador o contratista tergiversa intencionalmente la calidad de las viviendas en anuncios o documentos de ventas, estos podrían ser demandados por fraude.

Conclusión

Los litigios por defectos en materia de construcción son bastante complejos, por lo que la mayoría de los estados imponen límites de tiempo complejos sobre cuándo se puede presentar una reclamación. Si cree que su hogar sufre algún defecto causado por el constructor u otra parte, es imperativo que proteja sus derechos. Contacte a un abogado con experiencia que pueda ayudarlo en esta compleja área de la ley.