Demanda judicial

Abogado de Demanda judicial

Los litigios civiles pueden ser procesos prolongados, costosos y complejos, donde cada caso posee diferencias específicas, sin embargo, existen ciertos procedimientos estándar que por lo general se deben seguir en la mayoría de los casos.

Después de una disputa, lo ideal es que las partes involucradas intenten resolverla a través de medios informales, incluidas las discusiones previas y las negociaciones, las cuales pueden ser facilitadas en gran medida por la asistencia de un asesor legal competente. En el caso que las negociaciones preliminares fracasaran, generalmente la parte afectada, puede iniciar el proceso de demanda.

El primer paso en un proceso legal como este es la presentación de una citación judicial y una demanda formal contra la parte acusada, donde se establezcan los antecedentes previos al caso y las reclamaciones legales correspondientes. Por otra parte, el acusado tiene por lo general 20 días para presentar una respuesta y/o cualquier contrademanda que pueda tener contra la parte que inició la demanda. De ser mayor el número de afectados en el caso, puede existir una serie de reclamaciones vinculadas a la misma demanda.

El siguiente paso corresponde al descubrimiento del suceso, durante este proceso se realizan las investigaciones e interrogatorios pertinentes, las cuales deben ser respondidas bajo juramento por el acusado. De igual forma, todas las personas involucradas están obligadas a brindar testimonios y a presentar cualquier documento aplicable al caso.

Durante o después del proceso de descubrimiento, las partes pueden proceder a realizar diversas mociones ante el tribunal con el principal propósito de resolver todos los problemas concernientes al caso mediante la colaboración de un juez y sin la necesidad de un juicio; dependiendo del resultado de las mismas, las partes podrían participar en futuros debates de liquidación y, en muchos casos, se requeriría que participen en procedimientos de resolución alternativa de disputas, como la mediación o el arbitraje no vinculante.

Más del 90% de los casos en Estados Unidos se resuelven antes de llegar al juicio. De estos, aproximadamente la mitad de los casos restantes son juzgados por jurados, y aproximadamente la otra mitad son juzgados por un solo juez. Tras el resultado del juicio, cualquier parte pudiese apelar la decisión final ante el Tribunal de Apelaciones.

Cómo puede ayudar un abogado civil

Buscar asesoramiento legal sobre su caso antes de presentarlo es sólo la primera parte de un proceso largo y, a menudo, complicado. Un abogado con experiencia en asuntos civiles podrá analizar la información a profundidad y aconsejarle si tiene o no un reclamo viable, con el propósito de allegar más información pertinente, puede de igual manera, buscar una evaluación de reclamos gratuita por parte de un abogado especializados en el tema.