Custodia legal

La custodia legal es el derecho que poseen los padres a tomar decisiones importantes sobre la crianza de un niño y los aspectos claves que puedan afectar el bienestar del menor, incluidos factores como el lugar de residencia, la atención médica, la instrucción religiosa, la seguridad y la educación del infante.

Si los padres se encuentran felizmente casados y figuran en el certificado de nacimiento del niño, a ambos les corresponderá tener la autoridad para tomar las decisiones importantes sobre el futuro de su hijo. Si por el contrario, existiera un desacuerdo entre las partes, como una separación o divorcio, o alguna razón para que el gobierno considere que un padre no es apto para criar a su hijo, entonces un tribunal determinará qué padre podría obtener la custodia legal sobre el niño o cuáles serán las condiciones específicas de un proceso de custodia compartida.

En muchos estados, los tribunales suelen otorgar una custodia legal conjunta, lo que significa que ambos padres compartirán la toma de decisiones. Sin embargo, si un tribunal llegara a demostrar que alguno de las partes es incapaz de tomar decisiones importantes para el niño y además presentan historiales de abuso de drogas, violencia doméstica o negligencia infantil, lo más probable es que esto repercuta en la decisión final del juez, el cual podría fallar en su contra y no sólo negarle la custodia de su hijo sino limitarle el horario de visitas.

Ejemplos de custodia legal conjunta o única

Ejemplo de Custodia Legal Conjunta: En este caso, la madre y el padre se han divorciado y ambos comparten la custodia legal del niño. Esto significa que la madre y el padre participan por igual en la toma de decisiones importantes relacionadas con la educación y el bienestar del niño.

Si usted comparte la custodia legal conjunta con el otro padre y lo excluye del proceso de toma de decisiones, su expareja puede llevarlo nuevamente a la corte y pedirle al juez que haga cumplir el trato previamente establecido. No lo multarán ni irá a la cárcel, pero probablemente resultará embarazoso y causará más fricción entre los dos, lo que puede dañar la salud mental del niño. Además, debe tener en cuenta si usted está representado por un abogado, seguramente esta acción acarreará costos adicionales que podría evitarse.

Ejemplo de Custodia Legal Única: Este proceso legal es aplicable cuando una familia se ha separado, en gran parte debido al abuso de sustancias o adicciones presentadas por alguno de los padres, por lo que se le otorga la custodia legal del niño al padre considerado como “apto”. Esto significa que sólo uno tendrá la autoridad legal para decidir todos los asuntos clave relacionados con el niño, mientras que el otro padre no tendrá ningún derecho legal de participar en el proceso de toma de decisiones.

Si usted considera que la relación que posee actualmente con su pareja se encuentra desgastada y hace que sea imposible compartir la custodia legal conjunta, puede acudir a la corte y solicitar la custodia legal exclusiva. Aunque en muchos estados se prefiere la custodia legal conjunta, si ha recibido maltratos o ha observado abusos de sustancias por parte del otro padre, usted podría convencer al juez de que la custodia exclusiva sería la mejor decisión.

Obtenga ayuda con su disputa de custodia legal

Hoy en día existen muchos procesos de divorcio que han sido manejados de la peor manera posible, conllevando al quiebre de relaciones no sólo entre padres, sino también con los hijos. La complejidad de los procedimientos de custodia es muy alta, por lo que la asesoría de un abogado podría ser invaluable para obtener los mejores resultados para usted y el niño. Asesorese con un abogado de derecho de familia.