¿Qué es la negligencia veterinaria?

¿Qué es la negligencia veterinaria?

La negligencia veterinaria hace referencia a las situaciones en las que un médico veterinario no cumple con los estándares razonables y establecidos para el caso, al brindar atención a un animal y es causante de una lesión prevenible en el mismo. La ley de negligencia veterinaria tiende a ser similar a la ley en casos de negligencia médica en el ámbito de los seres humanos.

¿Cómo probar la negligencia veterinaria?

Un veterinario puede caer por debajo del modelo de atención esperado por diferentes acciones, como la incompetencia, un error de juicio o un tipo diferente de abandono. Sin embargo, para efectos de llevar a cabo una demanda por negligencia, el dueño de una mascota debe probar los siguientes cuatro elementos:

  • El veterinario asumió la responsabilidad de tratar médicamente a su mascota;
  • El veterinario no cumplió con las pautas y los estándares profesionales de cuidado establecidos;
  • La mascota murió, quedó herida o enfermó debido a la inexperiencia del veterinario, causada por un error de juicio o descuido; y debido a la lesión, al dueño de la mascota se le ocasionó algún tipo de agravio, como pérdida económica o inquietud emocional.
  • Tanto los veterinarios como sus empleados pueden ser considerados imputados por desatención. También es posible que un veterinario u centro hospitalario pueda ser calificado como responsable por negligencia, debido a los procesos mal practicados por sus empleados.

Esto se debe a que los técnicos y asistentes en la oficina de un veterinario a menudo son responsables de muchos de los procesos médicos practicados y los veterinarios o los hospitales pueden ser considerados culpables por negligencia o apatía, si permiten que empleados no entrenados o sin supervisión traten a los animales.

¿Qué remedios están disponibles para actuar frente a la negligencia veterinaria?

Históricamente, las demandas por negligencia veterinaria han sido escasas, pero se están volviendo más comunes en la medida que los dueños de mascotas presentan más de estos casos cada año.

Si puede comprobar que su mascota murió por negligencia, un tribunal puede conceder el valor de mercado o de sustitución de la mascota. Esto se funda en lo que costaría comprar un animal de la misma raza, edad, condición y entrenamiento.

Además, para la mayoría de los dueños de mascotas, sus mascotas tienen un gran valor sentimental y solo recibir una indemnización monetaria no sustituye la pérdida. Si la acción del veterinario fue premeditada o deshonesta, algunos estados permiten que los dueños de mascotas obtengan una indemnización por los efectos o daños puntuales causados que hayan generado inquietud emocional. En general, las reglas de compensación en casos de negligencia veterinaria pueden variar de estado a estado y los diferentes tribunales dentro del estado pueden tener diferentes percepciones.

¿Cuáles son las defensas de un reclamo de negligencia veterinaria?

Los veterinarios pueden usar ciertas defensas en respuesta a un reclamo de negligencia como:

  • Leyes del buen samaritano.
  • Estatuto de limitaciones.

Tanto la negligencia como los casos de negligencia simple en la mayoría de los estados deben presentarse dentro de uno a tres años de la lesión. Sin embargo, el estatuto de limitaciones para los casos de negligencia veterinaria puede ser desigual en comparabilidad con el de la negligencia médica. También es posible que el límite de tiempo para procesos por negligencia veterinaria no se mencione claramente en los estatutos. Si tiene dudas, es importante hablar con un abogado.

¿Se debe consultar a un abogado si sufrió negligencia veterinaria?

Se espera que los veterinarios, como otros profesionales de la salud, cumplan con el protocolo profesional de atención al brindar sus servicios. Sin embargo, si un veterinario cae por debajo del esquema de atención, entonces a su mascota se le puede causar un daño.

Si siente que su mascota sufrió daños debido a una negligencia veterinaria, es importante consultar con un asesor experto o abogado en negligencia antes de continuar.