Negligencia médica: ¿cómo elaborar un caso?

Negligencia médica: ¿cómo elaborar un caso?

Si ha sido operado por un médico, en el tratamiento de una dolencia de larga duración o simplemente bajo la prescripción de una medicación que no haya probado anteriormente y, si en alguno de estos se presentaron complicaciones, el médico cometió errores en su diagnóstico o no le advirtió de los posibles riesgos de la nueva medicación y sufrió alguno de ellos, está en todo su derecho de presentar un caso por negligencia puesto que ha sido perjudicado.

Empezando a construir el proceso de reclamo

Estos casos dependen de los hechos de cada caso en particular pues resultan complejos, por lo que es fundamental reunir los registros médicos antes de consultar un abogado.

Para la elaboración de un caso por negligencia médica, es importante anotar aspectos como: fechas, horas y detalles. Y si su lesión es visible, debe tomar fotografías de la parte lesionada; también es útil grabar un vídeo cuando sea apropiado. Todas estas pruebas le serán útiles tanto a usted como a su abogado.

Consulte a su abogado cuanto antes

La elaboración de un caso por negligencia es demorada, por lo que tendrá que consultar a su abogado especializado. Además, en algunos estados tienen limitaciones de tiempo hasta de dos años, y en algunas circunstancias, hay un estatuto de reposo de unos cinco años.

Lo conveniente es recurrir a su abogado apenas se dé cuenta de los efectos adversos en su cuerpo causados por la negligencia de su médico, para que el abogado empiece a construir un caso sólido.

El abogado buscará la declaración de un experto

El abogado se encargará de revisar sus documentos y evaluará si lo que ha sucedido es conducente a presentar una negligencia médica.

Pero para determinar si su médico cometió una mala praxis y sus lesiones se deben a causa de ello, tendrá que recurrir a un experto. Y además de ello, para que su caso pueda seguir adelante y adquiera solidez, el abogado tendrá que obtener una declaración emanada de un experto en medicina.

¿Qué compensaciones puede obtener?

Como paciente lesionado por negligencia médica, buscará una compensación monetaria, y dentro de este tipo de casos existen tres tipos de daños: daños económicos, daños no económicos, y si los hechos lo justifican, daños punitivos, por lo que el abogado construirá el caso teniendo en cuenta este tipo de daños.

Los daños económicos cubren los gastos del tratamiento de la lesión causada por el médico. Los daños no económicos incluyen no sólo el dolor el dolor y sufrimiento físico generados gracias a la negligencia médica, sino también la ansiedad, la angustia mental, las cicatrices, etc. Y, los daños punitivos, los más difíciles de obtener por ser daños y perjuicios, ya que deben probarse mediante pruebas contundentes.