Reorganización

Abogado de Reorganización

La reorganización es un tipo de declaración de quiebra comercial que le permite a las organizaciones contar con algún tiempo para reorganizar sus finanzas y pagar sus deudas a los acreedores. El tribunal de quiebras puede exigir que algunas deudas se paguen por completo, mientras que otras se pueden pagar teniendo en cuenta un porcentaje. Los planes de reorganización de una situación de quiebra o bancarrota se configuran en los casos de quiebra del capítulo 11 del código de bancarrota. La bancarrota del Capítulo 11 también se conoce como "bancarrota de reorganización".

En ese sentido, una parte integral de cualquier declaración de bancarrota es el plan de reorganización. La empresa necesita instaurar este plan para disponer de una forma razonable de cómo pagarán sus deudas. El plan debe presentarse al tribunal y quedará a sometimiento de transitar por un análisis detallado antes de ser aprobado.

¿Cuáles son algunos asuntos que deben tratarse en un plan de reorganización de la quiebra?

Un plan de reorganización de quiebra debe estar detalladamente escrito de forma clara y bien organizado. En lo posible, debe ser elaborado con la asesoría de un abogado especializado en el tema y domine las leyes de bancarrota. "El plan" debe plantear los siguientes parámetros:

  • Identificación y selección de las deudas que deben ser pagadas,
  • Caracterización de los distintos acreedores involucrados,
  • Determinación de qué deudas deben pagarse en su totalidad y cuáles pueden pagarse en cantidades porcentuales,
  • Procesos que se van a utilizar para pagar las diversas deudas; se pagarán mediante el producto de la venta de los activos de la empresa, o las ganancias futuras, etc.),
  • Normas generales sobre cómo debe proceder el negocio a futuro con las operaciones a la luz de la deuda recientemente reorganizada.
  • Si se estructurará un comité para ejecutar y supervisar el plan de reorganización, o qué tipo de organización o entidad se encargará de ello.

Cada plan de reorganización de bancarrota es específico según las características de negocio involucrado, teniendo en consideración la naturaleza de las deudas del negocio. En otras palabras, un tipo de plan de reorganización puede involucrar distintas deudas no descargables. En ese caso, el plan debe centrarse en cómo se pagarán las deudas.

Para otras empresas, un plan de reorganización puede centrarse más en la distribución de los activos comerciales. Todo depende de cada caso en particular. Por lo anterior, es prudente y aconsejable trabajar en estrecha colaboración con un abogado, así mismo con los ejecutivos claves de la empresa al crear un plan de reorganización de la quiebra.

¿Qué sucede si se viola un plan de reorganización de la quiebra, cuáles son sus consecuencias?

Ante todo, un plan de reorganización de bancarrota debe tener el aval del tribunal antes que pueda ser efectivo y legalmente ejecutable. En otras palabras, el tribunal no permitirá que el negocio invoque a la bancarrota del Capítulo 11, salvo que tenga un plan de reorganización válido y confiable. Una vez que el plan se apruebe por el tribunal, se vuelve ejecutable bajo la ley. En los planes de reorganización, las violaciones del mismo pueden llevar a varias consecuencias legales.

La más significativa es que ante el incumplimiento del deudor con sus pagos de la deuda, se le consigue acceder al acreedor gravar los activos y la propiedad del negocio. Es posible que logren obtener un derecho de retención sobre la propiedad comercial, con la finalidad de satisfacer los pagos de la deuda.

Los acreedores igualmente pueden violar los planes de reorganización. Como caso típico, si el acreedor intenta cobrar más de lo pactado en el plan de reorganización de la bancarrota, la empresa puede hacer mención del plan de reorganización de la quiebra y no tendrá que pagar más de lo que se indica en el plan. De forma tal que, muchas disputas legales y juicios pueden evitarse mediante la negociación adecuada y justa entre las partes acreedoras y deudoras para lograr que se cumpla el plan.

¿Se necesita un abogado para obtener ayuda con un plan de reorganización de la quiebra?

La más razonable decisión es que un abogado de quiebras elabore y revise un plan de reorganización. Esto evitará errores y malentendidos que pueden conducir a disputas y padecimientos en el futuro. El plan igualmente debe surtir varios análisis por parte del tribunal, lo que termina siendo complicado en algunos casos. Por la misma razón, un abogado especializado en el tema ayuda a revisar el plan para recomendar su aprobación. Este profesional del mismo modo, puede representarlo en el tribunal en caso de que surja una demanda en el proceso de reorganización.