Bancarrota capítulo 13

Abogado de Bancarrota capítulo 13

Bancarrota capítulo 13 es un procedimiento legal consistente en una reorganización financiera donde los activos de más valor destinados a saldar la deuda con los acreedores, en vez de venderse, se permite a la empresa llevar a cabo diversos planes de pago, mediante los cuales los ingresos obtenidos se canalicen para eliminar gradualmente las deudas, este método lo utilizan generalmente los deudores cuyos ingresos exceden los límites del Capítulo 7. Bajo este mecanismo, los deudores proponen un plan que cubra con los pagos correspondientes a los acreedores por un período de tres a cinco años, sin embargo, la bancarrota del Capítulo 13 tiene su propio conjunto de reglas y requisitos de elegibilidad.

Esta sección le podrá servir de guía si desea conocer las regulaciones y requisitos que contiene y sobre los que se sustenta este tipo de bancarrota, además de los detalles inherentes que conlleva un procedimiento legal como este. De igual forma podrá encontrar información detallada sobre la bancarrota del Capítulo 13, incluidos sus ventajas y sus desventajas, las diferencias frente al Capítulo 7, la forma como deben funcionar los planes de pago, las deudas que quedan pendientes después de una bancarrota de este tipo y mucho más.

¿Quién puede solicitar la bancarrota del Capítulo 13?

Un deudor debe cumplir con los estrictos requisitos que exige la ley para poder declararse en bancarrota según el Capítulo 13. Este procedimiento le ofrece al deudor la posibilidad de conservar sus bienes y pagar a los acreedores mediante un plan de pago aprobado por el tribunal con un período establecido que va de tres a cinco años, a diferencia de la bancarrota del Capítulo 7 donde se permite saldar algunas deudas a cambio de la venta de bienes destinada a pagarle a los acreedores. Es importante resaltar que las empresas y corporaciones no pueden calificar para este procedimiento legal, sólo está diseñada para individuos y/o matrimonios.

¿Cómo funciona la bancarrota del capítulo 13?

Una bancarrota del Capítulo 13 comienza con la presentación de una petición ante la corte de bancarrota que atiende el área donde el deudor tiene su domicilio, a partir de ahí, el deudor debe proponer un plan de pago de 36 a 60 meses ante el tribunal sufragar la deuda. Ante el evento que el ingreso bruto del individuo se encuentre por debajo del ingreso medio del estado donde reside, el plazo estimado de pago será de 36, en cambio, si el ingreso bruto del deudor está por encima del ingreso medio de su estado, entonces se le propondrá al tribunal un plan de pago para cubrir en 60 meses.

¿Cuáles son las obligaciones de un deudor en la bancarrota Capítulo 13?

Los deudores poseen una serie de obligaciones impuestas por la ley al presentar una declaración conforme al Capítulo 13, las mismas van desde la presentación de formularios y documentos requeridos ante el tribunal de quiebras local, hasta el pago de una tarifa de presentación y la realización de los pagos correspondientes de acuerdo con el plan propuesto.

Bancarrota Capítulo 13 vs. Bancarrota Capítulo 7

Están vigentes dos formas de presentar una solicitud de bancarrota personal según el Código de Bancarrota de los Estados Unidos: Capítulo 7 y Capítulo 13. En una forma sencilla de entender, el Capítulo 7 elimina la mayor parte de sus deudas y, a cambio, es posible que tenga que renunciar a parte de su propiedad, este procedimiento no incluye un plan de pago y sus deudas serán eliminadas para siempre. Por el contrario, el Capítulo 13 involucra un plan de pago mediante el cual se paga la totalidad o parte de las deudas durante un período comprendido de tres a cinco años.

¿Deudas que quedan después de una bancarrota Capítulo 13?

Obtener una bancarrota de esta naturaleza no le garantizará eliminar todas sus deudas, por lo general se deben atender posteriormente los reclamos referentes tanto a la manutención de los hijos como a la manutención del conyugue (pensión alimenticia), de igual forma los préstamos educativos, sanciones y multas penales y obligaciones de restitución pendientes, además de ciertas obligaciones a largo plazo como las hipotecas y cualquier deuda no prevista en el plan de asalariados.

Obtenga ayuda profesional con su bancarrota Capítulo 13

Obtener la ayuda adecuada de un profesional en derecho cuando se declara en bancarrota es decisivo para obtener buenos resultados, bien sea que presente la solicitud de declaración de quiebra por su cuenta o que acuda a la asesoría de un profesional experto en el área, que pueda acomodar efectivamente su solicitud de bancarrota. En el caso de que se encuentre atravesando por una situación como esta, lo recomendable es que considere buscar una consulta con un especialista que le asita en sus derechos, para ser aceptado como peticionario de en el capítulo 13.