Bancarrota capítulo 12 para el agricultor

Abogado de Bancarrota capítulo 12 para el agricultor

Bajo el capítulo 12 sobre bancarrota, los deudores proponen un plan para pagar a sus acreedores en un plazo de tres a cinco años, en general, este plan debe prever con este indicativo salvo que el tribunal apruebe un período de pago más prolongado El Capítulo 12 sobre bancarrota está diseñado para agricultores o pescadores que perciban ingresos anuales de forma regular, este mecanismo legal permite al agricultor que posea ciertas dificultades financieras poder llevar a cabo un plan de parcial de pago o la totalidad de sus deudas. Aquí podrá encontrar cómo funciona la elegibilidad para la bancarrota del capítulo 12.

Al adaptar la ley de bancarrota al cumplimiento de las realidades económicas de la agricultura y pesca familiar, el capítulo 12 elimina muchas de las barreras que enfrentarían los deudores si intentaran reorganizarse bajo el capítulo 11 o 13 del Código de Bancarrota. El capítulo 12 es más sencillo, y menos costoso que el capítulo 11, que se adapta mejor a las necesidades de grandes organizaciones corporativas.

Asimismo, el capítulo 13 no aplica para este sector puesto que fue diseñado para las personas asalariadas que poseen deudas más pequeñas que los agricultores o pescadores. En el capítulo 12, el Congreso buscó combinar las características del código de bancarrota que puede proporcionar un marco para la reorganización exitosa del sector agricultor y pescador de los Estados Unidos.

Elegibilidad para la bancarrota capítulo 12: "Ingresos anuales regulares"

El código de bancarrota establece que únicamente los agricultores o pescadores familiares con ingresos anuales regulares están en la posibilidad de presentar una solicitud de alivio a sus pagos bajo el capítulo 12, el propósito de este requisito es garantizar que los ingresos anuales del deudor sean tan estables como para permitirle hacer los pagos correspondientes bajo este marco legal. Asimismo, el capítulo 12 también puede hacer concesiones bajo situaciones en las que los agricultores o los pescadores poseen ingresos estacionales, acogerse bajo los parámetros del capítulo 12 es voluntario, y solo el deudor que cumpla con los requisitos puede presentar una petición de esta naturaleza.

Elegibilidad para la bancarrota capítulo 12: "Agricultores familiares" y "Pescadores familiares"

El código de bancarrota del capítulo 12 se divide en dos categorías: la primera, hace referencia a un individuo o un individuo con su conyugue y la segunda, a una corporación o sociedad. Los agricultores o pescadores que se ubican en la primera categoría deberán cumplir con cada uno de los siguientes criterios a partir de la fecha en la que se presenta la petición para poder calificar dentro de los amparados por este procedimiento:

  • La pareja individual o casada ser partícipe de una operación de cultivo o de una operación de pesca comercial.
  • El total de las deudas (garantizadas y no garantizadas) de la operación no debe exceder de $3,237,000 de dólares, de tratarse de una operación de cultivo, o $1,500,000 de dólares, si es una operación de pesca comercial.
  • Más del 50% del ingreso bruto de la persona o de las parejas casadas debe provenir de la operación de pesca o de pesca comercial, teniendo como referencia el año fiscal anterior.
  • Para que una corporación o sociedad esté cobijada dentro de la segunda categoría de deudores elegibles para declarar como agricultores familiares o pescadores familiares, la corporación o sociedad debe cumplir con cada uno de los siguientes criterios a partir de la fecha de presentación de la solicitud.
  • Más del 50% la mitad de las acciones o capital en circulación en la corporación o sociedad debe ser propiedad de una familia o de un individuo y sus familiares.
  • La familia y sus miembros deben participar en la operación de agricultura o pesca comercial.
  • Más del 80% del valor de los activos corporativos o de la sociedad debe estar relacionado con la agricultura o la operación de pesca.

Elegibilidad: más consideraciones

Un deudor no podrá presentar una reclamación conforme al capítulo 12 (o cualquier otro capítulo) si durante los 180 días calendario anteriores se desestimó una petición de quiebra porque el deudor no compareció ante el tribunal, incumplió con los ordenamientos o fue desestimado voluntariamente después de que los acreedores se apoyaron en la corte de bancarrota para recuperar los bienes sobre los cuales presentaban gravámenes. Además de lo anterior, ninguna persona puede ser un deudor en virtud del capítulo 12 o cualquier capítulo del Código de Bancarrota salvo que, dentro de los 180 días anteriores a la presentación, haya recibido asesoramiento crediticio de una agencia de asesoría aprobada, ya sea obtenida a través de haber participado en una sesión informativa individual o grupal.

Existen excepciones especiales en situaciones de emergencia o en las que el fideicomisario haya podido determinar que no hay suficientes agencias aprobadas para brindar el asesoramiento necesario. Si se desarrolla un plan de gestión de la deuda con la asesoría crediticia correspondiente, entonces podrá presentarse ante el tribunal.

Asesórese con un abogado experimentado en el tema de bancarrota para obtener más información sobre el Capítulo 12

Dependiendo de cada situación particular y los objetivos financieros, la bancarrota podría ser la mejor opción. Pero tomar la decisión correcta, incluso qué tipo de bancarrota presentar puede marcar la diferencia, por eso, lo recomendable en este tipo de situaciones es buscar asesoramiento con un profesional experto en el área de bancarrota si posee dudas sobre estos mecanismos legales o si desea recibir orientación a través del proceso como este.