Aprobación monoparentales

Aprobación monoparentales

Hace 5 décadas una persona en estado de soltería habría tenido muy pocas posibilidades de llevar a cabo un proceso legal al solicitar la adopción de un niño, debido a que en esa época existía un fuerte sesgo en contra de la adopción por parte de personas sin pareja, sin embargo, actualmente en los Estados Unidos y en otros países, ya existen oportunidades para hombres y mujeres solteros que han decidido ser padres por su propia cuenta adoptar, pudiéndose convertir así en proveedores de un hogar amoroso para un niño en una situación desfavorable.

En los últimos años se ha percibido un aumento considerable con respecto al número de adopciones de padres solteros, de hecho, algunos creen que es la tendencia de más rápido crecimiento en el campo de la adopción, según a un informe del año 2013 basado en las cifras del Censo de 2009 en Estados Unidos, aproximadamente un tercio de todas las adopciones en orfanatos han sido por personas solteras. Sin embargo, aunque el incremento y la aceptación de adopciones por parte de hombres y mujeres solteros es cada vez mayor, las posibilidades de éxito dependerán en gran parte de las leyes del estado donde se encuentren y el tipo de adopción que decidan solicitar.

¿Por qué ahora es más frecuente la adopción monoparental?

Hoy en día existen múltiples factores que han fomentado la aceptación de las familias monoparentales en el mundo, quizás el más contundente es el número creciente de hogares con un solo individuo responsable de toda la carga familiar. Esta situación se puede contrastar con la realidad actual cuando se ve un gran número de mujeres solteras trabajando para mantener por su propia cuenta a sus bebés sin contar con la ayuda emocional o financiera de un padre.

Con tantos niños crecidos en el seno de familias monoparentales, las agencias de adopción han tenido que ampliar su margen de requerimientos y plantearse un panorama más accesible donde se consideren tanto a hombres como mujeres solteros como posibles adoptantes. De hecho, se han realizado diversos estudios de investigación en este fenómeno, donde se ha demostrado que niños criados por padres solteros tienen tan buenos comportamientos ciudadanos como los adoptados por las familias compuestas de parejas.

Obstáculos de la adopción monoparental

Uno de los principales obstáculos que puede presentar el hecho de adoptar a un niño siendo soltero, es la relación con la familia o amigos cercanos, a ellos les resulta difícil entender por qué una persona soltera estaría en capacidad de asumir la responsabilidad de criar a un niño solo. Por tanto, es de suma importancia mantener un diálogo abierto con sus seres queridos y explicarle con fundamentos el porqué de su decisión, especialmente si pueden servirle de apoyo durante y después del proceso de adopción.

De igual manera, las finanzas personales también podrían representar un reto al considerar un proceso como el de una adopción monoparental. Sin embargo, existe la posibilidad de obtener subsidios de adopción a nivel federal, especialmente cuando se adopta a un niño con necesidades especiales, lo que ha alentado a aquellas personas que contando con ingresos limitados, pueden acceder a otros medios de financiación, para ser capaces de seguir con un proceso de adopción en solitario.

Así mismo, las entidades encargadas de los procesos adoptivos pueden presentar obstáculos para quienes desean iniciar por su cuenta un proceso legal de esta naturaleza, debido a que muchas veces estas organizaciones pueden tener políticas más exigentes cuando de solicitantes solteros se trata. Las agendas de adopción pueden colocar su solicitud en un segundo plano, dando espera a que se presente una solicitud de adopción por parte de una pareja casada que quiera adoptar, incluso, en ciertas ocasiones, madres biológicas pueden expresar el deseo de que el niño sea puesto en una familia con dos padres, dejando en pausa la solicitud de un postulante soltero.

Obtenga ayuda con la adopción monoparental

Un proceso de esta naturaleza puede ser complejo de lograr para una persona soltera, y en muchos casos, el camino pudiera ser bastante extenuante y agotador, sin embargo, cada vez es más normal la aceptación de familias monoparentales en las agencias de adopción. Lo más recomendable para las personas que deciden emprender este proceso en solitario es que se asesore legalmente por profesionales idóneos, comprometidos que les capaciten para cumplir con sus necesidades de tener un hijo y formar una familia. Un abogado experto en el área podrá guiarlo de manera segura durante todo el proceso en pro de obtener los mejores resultados posibles.