Adopción internacional

Adopción internacional

La adopción internacional puede ofrecer una opción menos costosa y a menudo, mucho más expedita para los postulantes con relación a una adopción tradicional, sin embargo, esto puede plantear una serie de retos e inquietudes adicionales que se deben tener en consideración al momento de iniciar un proceso de esta naturaleza.

A manera de ejemplo, muchos de los países que ofrecen la posibilidad de adoptar niños a solicitantes estadounidenses, usualmente no están sujetos al mismo marco legal americano y por tanto se debe cumplir también con las regulaciones de dicho país; asimismo, los futuros padres pudiesen no obtener toda la información concerniente a su hijo adoptivo antes de iniciar con el proceso de adopción, e incluso experimentar fuertes brechas lingüísticas o culturales, lo que se convierte en un mayor reto para el postulante.

A continuación encontrará información sobre la adopción internacional, incluidos consejos sobre el proceso de solicitud y los costos relacionados al mismo, de igual forma, podrá conseguir enlaces con diferentes recursos de adopción en el extranjero.

Requisitos de la adopción internacional

Cuando se planifica una adopción internacional, es importante considerar las obligaciones legales que deben cumplirse. Como se mencionó anteriormente, otros países pueden tener diferentes regulaciones legales con respecto a la adopción de niños, dependiendo si estos han firmado o no el Convenio de La Haya. Las naciones que son parte de este tratado deben seguir ciertos procedimientos, mientras que los países que no son parte de él, se rigen bajo su propio marco legal.

Los solicitantes de un proceso de adopción internacional, deberán cumplir con los requisitos del país donde se adoptará al niño, así como también las leyes de inmigración del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los EE. UU., y las leyes de adopción del estado donde resida. Aunque los procedimientos y los documentos requeridos pueden ser muy similares, los intereses del gobierno en proteger a los niños significan que los requisitos a menudo son bastante estrictos y el incumplimiento puede dañar seriamente la capacidad de completar un proceso de este tipo.

Adopción de huérfanos nacidos en el extranjero

Un menor se considera huérfano si no tiene ninguno de los padres presentes debido a fallecimiento, desaparición o abandono, de igual forma, también puede ser considerado un huérfano cuando sus padres o personas responsables son incapaces de cuidarlo y a través de una manifestación escrita y autenticada, lo libera irrevocablemente para su emigración y adopción. Los Estados Unidos tienen procedimientos especiales para la adopción de huérfanos, como es el caso de la ley de inmigración que exige que se presente una petición del huérfano antes haber alcanzado los 16 años de edad.

Participación del Departamento de Estado en una adopción internacional

Si bien el Departamento de Estado de los E.E.U.U puede ser un recurso muy valioso durante el proceso de adopción, también posee límites en cuanto a la ayuda que podría proporcionarle frente a su caso. Esta entidad puede brindar información sobre los requisitos de visa y las diferentes políticas y procedimientos de adopción internacional, también facilita el proceso de consultar a las oficinas consulares de los Estados Unidos acerca del estatus de los casos o aclarar los requisitos de documentación, garantizando que no se discrimine a ningún ciudadano americano. Sin embargo, el Departamento de Estado no se involucrará directamente en un proceso de adopción en el extranjero, tampoco representará a padres adoptivos, ni ordenará que para ello se expida una visa.

Ciudadanía para niños nacidos en el extranjero

Muchos niños adoptados nacidos en el extranjero pueden adquirir la ciudadanía estadounidense al ingresar a los Estados Unidos gracias a la ley de ciudadanía infantil que rige desde el año 2000, sólo debe cumplir con el requisitos que al menos uno de los padres adoptivos sea ciudadano estadounidense, tenga la custodia del menor y viva en los Estados Unidos. De lo contrario, no se expedirá ningún certificado de naturalización durante este proceso, aunque los padres pueden solicitar uno a través de hacerlo por separado.