Accidentes de camiones comerciales

Accidentes de camiones comerciales

Los accidentes de camión pueden ser causados por múltiples situaciones, desde negligencia, averías mecánicas o incluso condiciones climáticas desfavorables. Hoy en día, muchos accidentes de este tipo se presentan en Estados Unidos, de acuerdo con un estudio realizado por la Administración Nacional de Seguridad y Tráfico en las Carreteras (NHTSA, como lo indican sus siglas en inglés), en el estudio se mencionó que cada año ocurren aproximadamente 500.000 accidentes de este tipo de vehículos, cifras alarmantes en las cuales el número de víctimas fatales rondan las 5.000 personas.

Los conductores de camión y las compañías camioneras trabajan con base a regulaciones estrictas tanto federales como estatales, por lo que se les exige un entrenamiento especial a los conductores en pro de obtener una licencia de conductor comercial (CDL). Sin embargo, hasta el conductor más experto no está exento de cometer un error que pueda poner en peligro a las personas y vehículos con los que comparte el camino.

Esta sección contiene datos de interés en materia de accidentes de camiones con las cuales podrá apoyarse en el caso de que usted o algún conocido esté involucrado en un accidente de esta índole. Aquí tendrá a su alcance información útil sobre accidentes de camiones, incluyendo las causas comunes y las preguntas más frecuentes relacionadas con cada caso, además de obtener consejos sobre cómo proteger sus derechos legales y qué esperar después de ocasionarse un accidente de camión.

Consideraciones especiales en accidentes de camiones comerciales

Los accidentes relacionados con los camiones comerciales muestran escenarios y problemas únicos para cada caso. Un camión semirremolque completamente cargado pudiera pesar 80,000 libras o más, comparado con el peso promedio de un automóvil de pasajeros de aproximadamente 3,000 libras, debido a esta gran disparidad en tamaño y peso, un accidente de esta naturaleza puede ser devastador puesto que, la aceleración, el frenado, la visibilidad y el giro de las plataformas pesadas son limitados.

Los grandes vehículos, como los de dieciocho ruedas, son propensos a plegarse en el concreto bajo ciertas condiciones, particularmente durante frenazos y giros repentinos, ocasionando lo que comúnmente se conoce como el efecto tijera, que se produce cuando la cabina de un camión gira accidentalmente. Es posible que esta acción no resulte de responsabilidad para el conductor del camión cuando este se ocasiono debido a condiciones imprevisibles de la carretera o un giro brusco para evitar un conductor u otro obstáculo.

Los camiones comerciales a menudo son operados por un conductor que trabaja para una compañía de transporte, ante este hecho, identificar a los acusados en un accidente de camión puede ser diferente al de un accidente que ocurra con un conductor privado, razón por la cual, los empleadores, contratistas, compañías de camiones y empresas de seguros pueden compartir la responsabilidad por la negligencia del conductor. Asimismo, esta responsabilidad podría complicarse sí el conductor del camión es un contratista independiente o sí se transportaban materiales peligrosos.

Causas comunes de accidentes de camiones comerciales

Más allá de los peligros planteados por el tamaño y la falta de maniobrabilidad de los camiones comerciales, existe una serie de situaciones que pueden contribuir a que ocurran accidentes de este tipo, algunos de ellos causados por culpa del conductor, mientras que otros podrían surgir como resultado de errores comunes cometidos por otros conductores.

Los conductores de camiones pueden convertirse en un mayor riesgo para otros conductores, o para la sociedad, si no poseen un entrenamiento adecuado, de igual forma existen sistemas de compensación en algunas empresas de transporte que muchas veces fomentan que se conduzca de forma acelerada, lo cual conlleva a tener conductores cansados o apurados que incumplen leyes de tránsito y generan accidentes de altas magnitudes, sólo para cumplir con los cronogramas de una empresa.

Los automovilistas pueden aumentar el riesgo de un accidente cuando cambian abruptamente de carril o se combinan de manera incorrecta, asimismo, cuando giran a la izquierda frente a un camión sin tener espacio suficiente. También puede ocurrir un accidente cuando conducen por detrás o al lado del camión donde el conductor tiene una visibilidad limitada. Por otra parte, las condiciones ambientales como la turbulencia del viento también son factores de riesgo, debido a que pudiera empujar a un automóvil contra un camión y generar una colisión.